Zelaya dice que Alcaldes pusieron en peligro vida de empleados y transeúntes

Los protestantes quemaron productos pirotécnicos y lanzaron piedras, además de violentar el derecho de libre circulación de automovilistas en las calles aledañas.

Foto: Redes sociales.

La actuación de los presuntos empleados municipales que llegaron a protestar aparentemente por la exigencia del FODES, puso en peligro la vida del personal de Hacienda y de las personas que transitaban con su derecho en las vías ocupadas.

Así lo ha considerado el Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, quien reclamó que los alcaldes que ven perdido el apoyo popular le mienten a los empleados porque las intenciones de concentrarlos eran otras.

Zelaya reiteró que los “alcaldes movilizaron gente para agredir a personal de Hacienda esta mañana (de jueves) con la excusa de exigir el FODES, pero su finalidad era armar disturbios y agredir al personal, disfrazando sus verdaderas intenciones”.

El Ministro condenó los hechos, recalcando que, en medio de una crisis económica y sanitaria, no es el momento para generar violencia.

“Con violencia no se soluciona nada, en vez de atacar a nuestros empleados deberían exigir que sus diputados voten por los préstamos para la emergencia por COVID-19”, reclamó Zelaya en sus redes sociales.

Los protestantes quemaron productos pirotécnicos y lanzaron piedras, además de violentar el derecho de libre circulación de automovilistas en las calles aledañas.

Para Zelaya, esta marcha es el reflejo de la desesperación que los alcaldes tienen, porque han perdido el apoyo de sus habitantes, “pues su mala administración hace que el municipio tenga en malas condiciones sus calles, poco acceso a servicios básicos y por si fuera poco dejar sin salario a los empelados”.

Aducen que no tienen el FODES, pero el Ministro recordó que, según la Ley, el FODES es para mejorar la calidad de vida de los habitantes y no para pagar salarios.

Vea también: Hacienda: aglomeraciones ponen en riesgo salud de población

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *