Un parque de aventuras para los amantes de la naturaleza

Es uno de los espacios naturales más importantes del país que contiene tres tipos de bosque: de galería, seco caducifolio y secundario.

Por: Daniela Rojas

La Libertad. El Parque de Aventuras Surf City Walter Thilo Deininger, ubicado en Cantón Hacienda San Diego en La Libertad, es una extensión de 732 hectáreas de terreno que espera a quienes deseen disfrutar algo diferente en su tiempo libre.

Donado por el filántropo Walter Thilo Deininger, este terreno se encuentra en el Km. 55, calle a Comalapa, a 39 kilómetros de San Salvador y es parte de los 21 kilómetros de zona turística de interés nacional, la cual es intervenida a través de la estrategia Surf City para transformar los espacios públicos en uso turístico. Además, ha sido declarado como Área Natural Protegida desde 2020.

Posee una amplia diversidad de flora y fauna, contando como flora propia el jiote, madrecacao, y el huiscoyol. Además, es el hogar de 87 tipos de aves y de otras especies como los garrobos, serpientes, cotuzas, gatos zontos, tacuazines, mapaches y murciélagos.

Es uno de los espacios naturales más importantes del país que contiene tres tipos de bosque: de galería, seco caducifolio y secundario. El parque cuenta con diversas áreas e infraestructura para la práctica de deportes extremos como el camping, canopy con un trayecto de 220 metros y una altura de 30 metros, una caminata en el bosque que posee el 7% de la vegetación del país, la cueva del encanto en la que habitan hasta seis especies de murciélagos, estaciones de souvenir, mirador con una vista al Océano Pacífico (“mirador Al Pacífico) y senderismo.

Este último se categoriza en tres niveles: fácil, “Sendero mirador al Pacífico”; intermedio, “La Ruta de la Mariposa”; y difícil, “Camino a la Aventura”.

Así como actividades de rappel, vía ferrata, bicimontaña, cuerdas altas, áreas de juegos para niñez de hasta cinco años de edad, cafetería y, por último, un centro interpretativo ambiental en el cual se expone información sobre la flora y fauna del lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *