San Vicente celebra su XI Festival del Dulce de Panela

panela

Acercar lo rural a lo urbano, es una estrategia que diversos municipios impulsan desde hace varios años para dar a conocer sus productos y los festejos tradicionales alusivos a los mismos.

El dulce, el color, la música, el paisaje y centenares de personas se dieron cita en Verapaz, San Vicente para disfrutar el XI Festival del Dulce de la Panela.panela2

Esta feria, que ya es tradición en la tierra vicentina fue organizada por la Asociación Cooperativa de Productores de Dulce de Panela (Acopanela). Durante el evento hubo demostraciones del proceso del dulce, platillos típicos, show artísticos, exhibición y venta de artesanías entre otras actividades que mantuvieron entretenidos a los turistas.

“Como en mis viejos tiempos”, dijo Rosa Molina, mujer de 80 años, oriunda de San Vicente que emigró a la capital, y que asiste por segundo año consecutivo a recordar la época de  trapiches, cañaverales y moliendas.

En el  calor intenso y en las faldas del paradisiaco volcán, el festival se prolongó por más de 8 horas, y con ello se dio el punto de partida para otros trapiches aledaños que comienzan su temporada de molienda.

El Golfo de Fonseca anunció para el próximo 16 de marzo su festival, en el oriente del país, y para el 30 de marzo, San Lorenzo en Ahuachapán, en el occidente realizará el Festival del Jocote Barón.

La molienda es un proceso previo a la extracción del líquido de la caña de azúcar, de donde se saca el dulce de panela. Esta es una tradición muy arraigada en la zona paracentral de El Salvador que convoca a celebraciones y a degustar las diferentes mieles extraídas de la caña de azúcar.panela3

En el primer semestre del año, en diferentes municipios del país se promueve una serie de festivales, alusivos a sus costumbres y tradiciones, generalmente vinculados a la gastronomía de sus territorios; el sábado 22 de febrero Jiquilisco en Usulután celebró su festival dedicado a los mariscos por ser territorio costero.

Para los organizadores estos festejos son una forma de acercar la ruralidad a la ciudad, de promover tradición y patrimonio, generar ingresos a las familias en el campo y hacer turismo alternativo.

 

 

Opciones para compartir nuestro contenido