EUA entrega 158 ventiladores más a ESA en respuesta a la COVID-19

Ministro de Salud, Francisco Alabí, observa el lote de ventiladores donados por Estados Unidos.

El Salvador fue uno de los primeros países en recibir ventiladores estadounidenses, en cumplimiento de una promesa de ayuda transmitida personalmente por el presidente Donald Trump a su homólogo, el presidente Nayib Bukele en abril pasado. 

Foto: Embajada EUA.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) entregó a nombre del gobierno estadounidense el segundo donativo de 158 ventiladores portátiles a El Salvador, como continuidad de su apoyo a la respuesta que El Salvador le da a la COVID-19.

El Embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson, aclaró que estos ventiladores no son parte del segundo donativo de ventiladores que fue robado en Miami, Florida, el pasado 8 de agosto o alrededor de esa fecha, antes de que salieran de los Estados Unidos.

El primer donativo de 250 ventiladores llegaron a El Salvador el 21 de mayo pasado y están siendo utilizados en 32 hospitales en todo el país, recordaron fuentes de la Embajada estadounidense.

Con el último lote, la cantidad de ventiladores donados asciende a 408 unidades que tienen un costo total de $5.3 millones.  Se ha programado un donativo de 192 ventiladores más que vendrá a El Salvador en las próximas semanas, con lo que la totalidad de aparatos ascenderá a 600.

El último lote de ventiladores será distribuido en las unidades de cuidados intensivos del Hospital El Salvador, según lo dicho por el Ministro de Salud, Francisco Alabí, quien estuvo presente en la ceremonia de entrega, en Casa Presidencial.

Los ventiladores, producidos en Estados Unidos, son equipos médicos altamente especializados y de última generación que se utilizan en hospitales y otras instalaciones médicas para ayudar a los pacientes que tienen problemas para respirar, explicaron fuentes diplomáticas.

Estos dispositivos ayudarán a El Salvador a tratar a pacientes con síntomas avanzados de COVID-19, de manera fácil y rápida en todo el país, pero también se pueden usar en pacientes de otras enfermedades respiratorias, aparte del virus, y se espera que salven miles de vidas.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *