El CICR está preocupado por el comercio de armas

armasEl CICR ha expresado preocupación acerca de las amenazas a la asistencia médica y humanitaria que plantean las armas en zonas afectadas por conflictos o situaciones violentas, como la República Centroafricana, Siria, Irak y Sudán del Sur.

Fotos: CICR.

INTERNACIONAL. Ginebra/Cancún, México. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha expresado su preocupación acerca del hecho de que muchos países siguen participando en transferencias ilegales de armas, pese a haber suscrito un tratado internacional destinado a reglamentar la circulación de las mismas.

La Institución señala que cientos de miles de civiles sufren la muerte, heridas o desplazamientos forzados en conflictos alimentados por esas transferencias.

«Me preocupa la brecha… entre el deber de hacer respetar el derecho internacional humanitario en el ámbito de las transferencias de armas y las prácticas de transferencia que numerosos Estados aplican en la realidad», manifestó Peter Maurer, Presidente del CICR.

El CICR es testigo directo de esta brecha en muchos países, «en los que presenciamos las terribles consecuencias para los civiles de la disponibilidad generalizada de armas y de su uso indebido», agregó.

La institución celebrará la primera conferencia de Estados Partes para examinar el Tratado, cuya entrada en vigor tuvo lugar en diciembre de 2014. Los países que participan en la reunión deben adoptar una decisión respecto de los mecanismos necesarios para implementar el acuerdo.

”Si los Estados se adhieren al Tratado pero siguen transfiriendo armas a beligerantes con antecedentes de haber cometido crímenes de guerra o violaciones graves de los derechos humanos, la finalidad humanitaria y la credibilidad del Tratado sobre el Comercio de Armas quedarán considerablemente menoscabadas», dijo el Presidente del CICR.

El señor Maurer exhorta a aplicar un elevado nivel de transparencia y a establecer sistemas de control nacionales eficaces para limitar la disponibilidad de armas convencionales y poner fin a su desviación hacia mercados ilícitos.

El Tratado sobre el Comercio de Armas fue suscrito por 59 Estados y ratificado por 72, y abarca todo, desde armas pequeñas y municiones hasta tanques de combate, aviones de combate y buques de guerra.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *