Después de nueve meses nació un nuevo ambiente

chilera

Las comunidades El Chilar, San Juan y El Pilón, y el Cantón Santa Rosa, en Ciudad Arce, La Libertad, recibieron una obra de beneficio comunitario que les ha cambiado la vida, pero aún siguen siendo una zona de pobreza urbana.

 

Fotos: Ministerio de Obras Públicas.

La comunidad ha sido parte en la inversión de fondos para que el proyecto “Mejoramiento Integral de Asentamientos Urbanos Precarios El Chilar y colindantes” se convirtiera este martes en una realidad que ha empezado a cambiar las condiciones de pobreza que rodea a los habitantes de la zona de intervención.

También han sido clave los países cooperantes de la Unión Europea, la Cooperación Española y la Cooperación Luxemburguesa para construir infraestructura que beneficia a por lo menos 358 familias.

El Viceministro de Vivienda, José Roberto Góchez; el alcalde municipal de Ciudad Arce, Alfredo Contreras; y funcionarios de los países cooperantes fueron testigos de la entrega de la obra de $2.1 millones que incluyen la ampliación de la red de distribución y acometidas de agua potable; la construcción de 221 módulos sanitarios, que en su mayoría incluye lavamanos, inodoro, ducha y pila; además de unos 189 sistemas sépticos; que en conjunto sustituyeron letrinas precarias e insalubres.chilera2

Desde este martes, los residentes podrán transitar por calles y caminos que ahora cuentan con drenajes y descargas de las aguas lluvias, cordón, cuneta de piedra, canaletas, tuberías, mampostería de piedra, derramaderos y disipadores.

Fuentes oficiales han afirmado que estas comunidades estaban reconocidas en el mapa de pobreza urbana como de precariedad extrema por carecer de condiciones básicas como un buen sistema de agua potable, adecuado tratamiento de excretas, buen drenaje de aguas lluvias y grises, y calles de tierra intransitables con focos de infección.

En la ejecución de la obra ha sido importante la intervención del gobierno local y la comunidad; el 80% de los contratos de mano de obra, auxiliares de campo, y obreros fueron cubiertos por habitantes de la zona.

El proyecto duró nueve meses señalaron las fuentes gubernamentales.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *