Crean decálogo sobre tratamiento periodístico igualitario

foto-taller-nimd

Se pide establecer el otorgamiento anual de un premio a los medios de comunicación que cumplan con un tratamiento equitativo en sus coberturas.

 

Foto referencial: Periódico Equilibrium.

El Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD, por sus siglas en inglés), realizó el pasado mes un «Taller de comunicación política igualitaria sin estereotipos de género» en San Salvador.

El evento al que asistieron personas dedicadas al periodismo, comunicación social e institucional y academia comunicacional, fue impartido por la experta Virginia García Beaudoux.

Este evento permitió la elaboración de un documento denominado “Decálogo de recomendaciones para el tratamiento periodístico igualitario de las mujeres”, para promover la equidad de género desde los medios de comunicación.

“Este puede ser el primer paso para romper los estereotipos de género tan arraigados en nuestra cultura”, dice un comunicado de la entidad organizadora

Este esfuerzo busca avanzar en la solución de la desigualdad que se manifiesta tanto en términos de su menor presencia como fuentes expertas o protagonistas, como del tipo de atributos destacados de las mujeres en las noticias.

Por tal razón se elaboraron al menos diez aspectos que forman parte del Documento, como la necesidad de crear un banco de datos de mujeres especialistas en diferentes temas de acción, investigación o de información, para que la prensa pueda acudir a este cuando necesiten fuentes expertas.

De ese modo se facilitaría que las mujeres también sean consultadas, en pos de corregir el desequilibrio actual y lograr que haya en los medios de comunicación un equilibro de fuentes de ambos géneros.

Esto facilitaría el cumplimiento de dicho objetivo que en los casos en que titulares de las instituciones sean hombres, la vocería en ocasiones se delegará en mujeres para que no sean solo hombres los especialistas que hablen con la prensa.

Además se pretende sugerir a las líneas editoriales de los distintos medios de comunicación que permitan a su personal capacitación en el tratamiento de noticias con equidad o igualdad de género.

Si existe un interés de profesionales del periodismo en capacitarse en temas de equidad de género y este pesa en el curriculum y es observado al momento de la contratación, se podrá incentivar el cambio cultural y el compromiso con el tratamiento igualitario.

Se propone también establecer normativas o parámetros dentro de los medios de comunicación para un tratamiento noticioso equitativo entre géneros. Evitar las adjetivaciones, los estereotipos y el lenguaje sexista hacia la mujer.

En las redes sociales cuidar la utilización de un lenguaje que contemple la equidad de género. En el caso de redes como Twitter que requieren economía de caracteres, referirse a funcionarios/as, la arroba ([email protected]) u otros que a pesar de no ser reconocidos por la Real Academia Española, son comunmente aceptados en las redes sociales.

La presentación de las mujeres dedicadas a la política no debe supeditarse a la mención de “la esposa de…”, así como a ninguna otra relación de parentesco y evitar el inicio de su descripción personal o de sus tareas como madres u otro calificativo de su rol. Se debe visibilizar su perfil público.

Otro planteamiento es no discriminar de la cobertura a las políticas que ocupan cargos o están en comisiones que se consideran “menos importantes”; no hacer comentarios acerca de la vestimenta o la apariencia física; respetar los espacios de su vida privada como funcionarias o candidatas; crear un observatorio de medios con el apoyo de universidades para investigar y divulgar públicamente las formas desiguales de cobertura mediática que reciben hombres y mujeres.

Finalmente se pide establecer el otorgamiento anual de un premio a los medios de comunicación que cumplan con un tratamiento equitativo en sus coberturas o que faciliten capacitaciones para sus miembros.

El premio podría ser otorgado por una ONG, por el Estado, o por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), o alguna entidad independiente con un jurado plural y prestigioso que no deje sospechas de beneficio como obtención de favores a cambio de otorgar el premio.

Opciones para compartir nuestro contenido