UE reconoce protección de diez nuevas indicaciones geográficas de ESA

El chaparro Flor de Fuego, fabricado en Guazapa, es uno de los productos de indicación geográfica. Un estudio de la UE mostró que la protección de las indicaciones geográficas puede generar ingresos adicionales para los productores y tener una repercusión positiva para el desarrollo rural, en particular en países donde el turismo juega un papel importante en la economía, como Costa Rica y El Salvador.

Foto: UE.

San Salvador. Diez nuevos productos salvadoreños cuentan desde ya con la protección de sus indicaciones geográficas por parte de la Unión Europea, lo que les permitirá abrirse camino comercial por los 27 países que la conforman.

Se trata del café (que abarca cinco marcas: Alotepec, Bálsamo Quezaltepec, Cacahuatique, Chichontepec y Tecapa Chinameca) el chaparro, las pupusas (de arroz de Olocuilta), el loroco, el jocote y los camarones (de la Bahía de Jiquilisco).

Así fue anunciado por la Unión Europea (UE) durante el Comité de Asociación anual, en el que la UE, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua y Panamá, acordaron profundizar aún más el Acuerdo protegiendo once nuevas indicaciones geográficas de Centroamérica, de las cuales 10 son de El Salvador.

“En junio de 2010 recibimos nuestra licencia de producción de chaparro, otorgado por la Unidad de Salud del Municipio de Guazapa, la primera licencia en El Salvador para un establecimiento con este giro específico. 12 años después, que nuestro chaparro con Denominación de Origen sea inscrito en los 27 países que conforman la Unión Europea es un triunfo para nuestro licor”, expresó Claudia Cáceres, fundadora y copropietaria de Destilería Flor de Fuego.

Producto procedente de la Bahía de Jiquilisco, Usulután.

Esta es una de las marcas del programa Export Kick Off Bootcamp 2.0, del proyecto de Integración Económica Regional y Centroamericana (INTEC), de la UE.

Y es que, para Flor de Fuego, es el primer reconocimiento trasatlántico a su origen e identidad propia, que lo diferencia del resto de licores en el mundo.

“Es un gran paso para la construcción de nuestra marca chaparro como una bebida espirituosa propia de El Salvador, producida de un mosto de maíz blanco y jugo de caña de azúcar reducido en humedad”, complementó Cáceres.

Los cafés seleccionados proceden de las tres zonas del país: Alotepec, de Metapán, Santa Ana; Cacahoatique, de Morazán; Bálsamo Quezaltepeque, de la Cordillera del Bálsamo – La Libertad; Chinchontepec, de Guadalupe, San Vicente; y Tecapa Chinameca, de Alegría, Usulután.

Manos laboriosas en el proceso de la bebida más representativa de El Salvador.

El onceavo producto seleccionado por la Unión Europea, es un café de Costa Rica: el Tarrazú, informaron fuentes de la UE, mediante un comunicado oficial.

El café salvadoreño que ha sido reconocido se caracteriza por su alto valor comercial, gracias a eso, en mayo de 2022, algunas fincas productoras de café recibieron a compradores de Bélgica y los Países Bajos, con el objetivo de establecer relaciones de negocio que permitan posicionar aún más el café salvadoreño en el mercado europeo.

El jocote Barón Rojo y el loroco de San Lorenzo, del departamento de Ahuachapán; las emblemáticas pupusas de arroz del municipio de Olocuilta, La Paz; el chaparro, una bebida tradicional, artesanal y ancestral con raíces en Chalatenango y Guazapa; y el camarón de la Bahía de Jiquilisco, Usulután, han sido seleccionados por su alta calidad.

El jocote Barón Rojo, desde San Lorenzo, Ahuachapán.

El reconocimiento internacional de estas indicaciones geográficas contribuirá a la diferenciación de los productos salvadoreños en los mercados europeos y al desarrollo de las comunidades de origen. Estos once productos estarán protegidos en la Unión Europea contra imitaciones y usurpaciones.

Esto refleja el interés de las partes por proteger el conocimiento local y los productos alimenticios de alta calidad, así como estimular el desarrollo rural.

También, desde San Lorenzo, esta delicia llamada flor de loroco.
El grano que representa a todas las zonas del país.
La calidad que llegará al mercado europeo.
No podían faltar las famosas pupusas de arroz, de Olocuilta, La Paz.
Representantes de las marcas beneficiarias
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *