Tres puntos a discutir con sus hijos antes que se unan a las redes sociales

Digipadres, una iniciativa impulsada por ESET busca acompañar a padres y docentes en el cuidado de la niñez en Internet, acerca información y contenidos para protegerlos sin necesidad de ser un experto en tecnología.

Foto: ESET.

Centroamérica. Así como la tecnología ha impregnado todas las facetas de la vida, las redes sociales se han convertido en una parte diaria de esta.

Las redes son un área en la que la niñez no está excluida; de hecho, hay redes sociales pensadas para ellos a través de las cuales pueden comenzar su experiencia online.

Generalmente, este tipo de redes, son comercializadas como espacios moderadamente seguros, donde la niñez puede interactuar, mientras que los padres pueden supervisar sus actividades.

De manera que la transición de los menores a redes sociales más centradas en adultos sea lo más segura y relajada posible, ESET analiza algunos puntos que podrían ser de utilidad para que padres y madres discutan con sus hijos antes que se unan a Facebook, Instagram, TikTok u otras redes sociales.

¿Estás seguro que quieres compartir eso? 

Lo que pasa en Internet permanece en Internet. Esto es algo que la mayoría de personas adultas tienden a olvidar, aunque deberían tenerlo presente cada vez que consideran compartir algo en Internet.

Esta idea debería ser transmitido a la niñez que se unirá a redes sociales dirigidas a adultos. Si quieren publicar o compartir algo, siempre deben pensar cómo se verá reflejado sobre ellos en el futuro. Si bien puede resultar difícil discutir este tema con los adolescentes, es importante.

Una buena regla para aprobar antes de publicar cualquier cosa es que se pregunten qué diría un pariente mayor (un abuelo, por ejemplo) si vieran el contenido.

Quizás, otra instancia que podría ser aprovechada para trabajar sobre esta idea es hablar acerca de cómo una indiscreción durante la juventud podría volverse en su contra y convertirse en una carga. Desafortunadamente, existe una gran cantidad de ejemplos de cómo los tweets, publicaciones en foros e incluso comentarios en fotos, han sido recolectados del pasado para perseguir a artistas, figuras deportivas y funcionarios públicos por igual.

¿Realmente conoces a esa persona?

“No hables con extraños” es quizás una de las frases que más veces escucha un niño durante su infancia. Si bien la mayoría de los adolescentes pueden considerar que las redes sociales son más seguras ya que están en línea y que por lo tanto esta regla “no cuenta”, los padres deben comunicar claramente que los riesgos son los mismos y, en algunos casos, incluso pueden ser peores.

Lamentablemente, existen innumerables ejemplos de historias que involucran a adolescentes que fueron víctimas del grooming por acosadores en línea. Para reforzar esta idea, existen múltiples películas y series que abordan el tema de la interacción con extraños a través de Internet.

En este sentido, Black Mirror es una de esas series que trata el tema del lado oscuro de la tecnología y la vida conectada, aunque desde la ciencia ficción.

La configuración de la privacidad y su importancia

Las redes sociales actualizan continuamente su configuración de privacidad y seguridad para mantenerse al día con el mayor escrutinio del público en general y de los gobiernos. Por lo tanto, inculcar en los adolescentes un sentido de responsabilidad sobre cómo se manipulan y ven sus datos es muy importante. Con ese fin, algunas redes sociales comenzaron a introducir herramientas que permiten al usuario hacer una revisión de la configuración de la privacidad en su cuenta.

Facebook, por ejemplo, ofrece la “comprobación rápida de privacidad”. Esta herramienta permite ver el perfil del usuario a través de los ojos de diferentes tipos de espectadores, desde amigos hasta extraños, para que pueda elegir más fácilmente lo que desea compartir y con quién. Otra opción permite auditar quién puede ver sus publicaciones pasadas y futuras.

“Criar a un niño o niña en un mundo cada vez más digitalizado puede suponer un gran desafío, especialmente porque muchas de las opciones y tecnologías no existían cuando los adultos tenían la edad de sus hijos. Sin embargo, es importante afrontar estos desafíos y preparar a los más pequeños para que tengan las herramientas suficientes para enfrentar y disfrutar tanto el mundo digital como el físico, ya que están profundamente entrelazados.

Darles a conocer los riesgos y las trampas existentes en las redes sociales y cómo manejarlos responsablemente, es protegerlos y prepararlos para cuando realicen actividades en línea en cualquier momento de su vida.”, comentó Camilo Gutiérrez, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

ESET recomienda la lectura de su Guía de protección infantil dirigida a padres, madres y adultos responsables en la que se aborda el tema de la seguridad de los menores en línea. Se recomienda una serie de videos para niños, el primer episodio se llama “Información personal: ¿se comparte con desconocidos o no?”, y se pude acceder desde aquí https://digipadres.com/novedades/57-protegiendo-a-los-menores-en-internet.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *