SICA, Embajada de Italia y UNFPA promueven la justicia restaurativa a nivel regional

 

La justicia restaurativa es un tema que no termina de entrar en la mente de las diversas sociedades centroamericanas; pese a ello, instancias como el Sistema de Integración Centro Americana (SICA), intentan generar una nueva cultura para hacer ver que la justicia no solo es castigar a los jóvenes que delinquen.

San Salvador fue sede ayer de un foro donde jueces, fiscales y miembros de la sociedad civil abordaron el tema para impulsar esta cultura desde el punto de vista práctico, dijo la coordinadora del Proyecto Regional para la Prevención de la Violencia y Justicia Restaurativa, Carolina Orellana.

En el evento intervinieron como ponentes Nubia Arévalo, fiscal de Nicaragua y Rocío Ureña, jueza y miembro de un equipo multidisciplinario de Cartago, Costa Rica, quienes trasladaron sus experiencias a similares salvadoreños y salvadoreñas, pero no solo para difundir el concepto, sino más bien, para que se aplique.

Instituciones como la Embajada de Italia y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), patrocinaron el evento, junto al SICA.

“Lo principal es ver cómo se pueden sensibilizar y dotar de herramientas al sistema de justicia. En las legislaciones centroamericanas se encuentra la conciliación , la mediación y otras alternas al internamiento de los jóvenes”, de manera que solo falta aplicar con mayor énfasis esta forma de justicia, agrega Orellana.

El internamiento, como castigo, en realidad debería ser la excepción  y no la regla general, ello implica que los operadores de justicia deben también manejar el aspecto humano en el momento de aplicar la justicia, según los ponentes del foro.

Las víctimas tienen el derecho a que se les repare el daño que se les ha causado y una forma de hacerlo, es involucrar al o a la joven que cometió el delito, se trata de volverlos responsables de sus actos, destaca Orellana.

En el marco de la aplicación de la justicia restaurativa hay iniciativas concretas, como la elaboración de  cuatro propuestas de políticas públicas para Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Belice.

La coordinadora del proyecto dice que actualmente existe mucha voluntad de ministros de justicia de la región, de los responsables de áreas sociales que forman parte de la comisión regional de prevención de violencia, coordinada por la Secretaría General del SICA y de la comisión de integración social que trabaja con la Secretaría de Integración Social Centro Americana.

Orellana explica que se han hecho diagnósticos para ver como se trabaja la Justicia Restaurativa en esos países y actualmente se presente y valida con la sociedad civil y la población lo que se ha hecho planteando acciones claves y concretas que se pueden utilizar.

El proyecto implica la formación de operadores de justicia y de periodistas. De estos últimos la Universidad de la Plata de Argentina, formó grupos de siete periodistas por cada país centroamericano para impartirles un curso regional de cómo redactar noticias sin vulnerar los derechos de los jóvenes intervenidos por la ley y, además, esas noticias se hagan con enfoque de género.

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *