Salvadoreños víctimas de delincuentes guatemaltecos

Una familia que viajaba hacia Guatemala a disfrutar de un paseo en el vecino país, narró una situación de peligro que vivieron el pasado 2 de abril.

 

 

 

Foto referencial: Periódico Equilibrium.

El pasado domingo 2 de abril, un grupo de 27 personas salvadoreñas se decidió a viajar haca el zoológico La Aurora, de Guatemala, cuando fueron sorprendidos por un grupo de hombres que simulaban un retén a nos 5 kilómetros antes del desvío a Santa Rosa, en territorio guatemalteco.

Las víctimas identificaron a los asaltantes como policías por su forma de actuar, hablar y coordinarse por radio.

El grupo de asaltantes iba a bordo de un pick up doble cabina marca Ford Explorer, desde donde las tres personas que iban en la cama les hicieron disparos al microbús donde viajaban los compatriotas.

Entre las personas viajeras iban cinco menores de edad, dice la denuncia de la familia que decidió contar su periplo a Periódico Equilibrium.

Tras obligar al motorista a detener el vehículo, los asaltantes ingresaron al microbús, lo apartaron del volante y uno de los desconocidos manejó mientras otro le apuntaba en la cabeza con arma a un pasajero.

Otro amenazaba con su arma al resto de personas advirtiéndoles que los detenían porque les habían informado que llevaban drogas y que por ello los llevarían a un lugar donde los esperaba “El Comandante”.

Los tres delincuentes les obligaron a bajar la cabeza mientras sobrepasaban Santa Rosa y los introdujeron a una propiedad con portón rojo que parecía una finca abandonada.

Bajaron a los pasajeros, los registraron y les robaron todas sus pertenencias, además de pedir a cada pasajero la clave y el patrón de los celulares y de las tarjetas de crédito.

Era evidente que los asaltantes tenían entrenamiento militar, dijo el denunciante y que son policías ligados a bandas de exmilitares o paramilitares.

Tras asaltarlos les pidieron que permanecieran en el lugar tres horas para que luego se fueran. El grupo de compatriota solo esperó una hora y partió de regreso a El Salvador vía Las Chinamas.

Mientras lo hacías se encontraron con otro retén y le pidieron los documentos al motorista y a las demás personas.

Luego de observar que la puerta del microbús estaba deteriorada por el camino que recorrió hasta la finca abandonada, uno de los policías rodeó el vehículo y le dijo al motorista: «vos todo tranquilo va, no ha pasado nada. No hay ningún problema», entre carcajadas y sonrisa sarcástica.

Las personas comentaron que jamás intentarán ir a Guatemala y recomendaron a compatriotas no viajar a ese país.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *