Presidente Bukele: “Paren los homicidios ya o los metemos al hoyo”

Para Bukele, detrás de la racha de los 19 asesinatos del viernes 20 de septiembre hay una línea de sectores interesados en debilitar las acciones que hasta la fecha ha implementado el Gobierno, con el Plan Desarrollo Territorial.

Foto referencial: Periódico Equilibrium.

Tras el día letal en el que se registraron 19 homicidios por supuestas órdenes de cabecillas de las pandillas, el Presidente Nayib Bukele advirtió que si no paran los crímenes volverá a establecer el estado de emergencia para no quitarla más.

Después de una reunión de emergencia con su Gabinete de Seguridad, el Presidente Bukele ordenó más inteligencia del Estado para capturar a quienes sean responsables de las órdenes de atentar incluso contra la Policía.

Por la noche del viernes, la Policía y el Ejército hicieron uso de helicópteros para rastrear a miembros de los grupos terroristas y este sábado, las autoridades informaron que al menos dos miembros de estas estructuras, supuestamente vinculados con las órdenes delictivas, fueron capturados en Tonacatepeque, al norte de San Salvador.

Los sospechosos, identificados como Daniel B. y Guillermo R., fueron detenidos en Tonacatepeque y Ciudad Delgado, al norte de San Salvador.

El primero no solo sería responsable intelectual de los 19 homicidios del viernes, sino de homicidios anteriores por los cuales era prófugo. La División Élite contra Crimen Organizado (DECO) de la Policía montó una persecución y al verse acorralado, el sospechoso forcejeó pero fue detenido.

Daniel B. era buscado desde junio pasado, por los crímenes que se le imputan. Fue sorprendido por un equipo de inteligencia de la Policía, sobre la calle principal de Tonacatepeque, a la altura de un redondel de la colonia Distrito Italia.

Antes de ser arrestado el sospechoso lanzó contra un muro un celular que portaba para destruirlo; el aparato destruido será analizado para sacar la información.

El segundo, es considerado por la Policía como un sicario de la pandilla 18R, se escondía de la persecución de las autoridades, hasta que cayó el domingo en la colonia San Antonio de Ciudad Delgado.

Este era prófugo de la justicia desde octubre de 2018, según una orden girada por el Juzgado de Instrucción de Ciudad Delgado, por el delito de homicidio agravado en perjuicio de una persona identificada como Miguel Angel Amaya Hurtado.

Este es el segundo detenido por la DECO en menos de 24 horas, como responsable del alza de los homicidios del viernes y de la muerte de policías.

La encuesta

Los 19 crímenes del viernes ocurren solo un día después que la casa encuestadora CID-Gallup anunciaba en el país, que ocho de cada diez personas opinaban que percibían la baja de la delincuencia en el país.

La encuestadora indicaba que la mayoría de la población salvadoreña “cree que existe una significativa reducción del flagelo del crimen y la delincuencia”.

“En los ocho países donde se realizó una encuesta de CID/Gallup ahora en este mes de septiembre, El Salvador se reluce como el que tiene la tasa menor de criminalidad. La proporción de personas que han sido víctimas de un robo o crimen (11%) es por debajo de Panamá y ni hablar del resto de las naciones”, reza el informe.

Es, tal vez, por ello que la interpretación del Presidente Nayib Bukele se enfoca en lo siguiente:  este atípico comportamiento “tendría relación con intereses de algunos sectores políticos que quieren debilitar la estrategia de seguridad pública del actual gobierno”.

Suspensión de licencias

El Presidente Bukele giró instrucciones al director general de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas, de suspender las licencias y los permisos y a redoblar la presencia de sus integrantes en los territorios, acompañado de miembros de la Fuerza Armada.

“No debemos volver a cifras como las del anterior gobierno”, ordenó el Presidente, quien demás advirtió a los pandilleros que si continúan asesinando a salvadoreños, ordenará que se instale de nuevo el estado de emergencia en los centros penales.

“Si ustedes siguen matando a salvadoreños inocentes, sin importar la pandilla o estructura a la que pertenezcan, volverán al hoyo y no verán el sol, paren de matar ya o volvemos a meter emergencia en los centros penales porque ningún salvadoreño debe morir”, aseguró.

Para Bukele, detrás de la racha de los 19 asesinatos del viernes hay una línea de sectores interesados en debilitar las acciones que hasta la fecha ha implementado el Gobierno y que han llevado a una reducción histórica de un promedio de 4.3 homicidios por día hasta el mes de agosto.

Opciones para compartir nuestro contenido