PMA: “pandemia de hambre podría empequeñecer impacto de Covid-19”

Ahora en el mundo 690 millones de personas se acuestan con hambre todas las noches y si no se hace nada ahora, se podría generar una pandemia de hambre.

Foto: PMA.

Roma. El Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, David Beasley, exhortó al Nobel de la Paz a usar la riqueza mundial para evitar la hambruna, durante la ceremonia de aceptación del Premio Nobel.

En su intervención, Beasley hizo alusión a lo increíble que ocurrió alrededor del año 400 d.C. en Roma: una hambruna de proporciones épicas que terminó matando a casi el 90% de su población.

Eso significó el comienzo de la Caída del Imperio Romano dicen los expertos y ahora, Beasley dice que “al despertar en este mundo rico, moderno y tecnológicamente avanzado, es difícil imaginarnos pasando por una hambruna como esa”.

Pero para él existe un trágico deber que debe cumplir hoy, y es decirle al mundo que “el hambre se encuentra a nuestra puerta”

Y si no se evita la hambruna en estos días, se destruirán muchas vidas y se desmoronarán mucha de las cosas que el mundo aprecia; por ello pidió evitarla en nombre de los 19.000 hacedores de paz del Programa Mundial de Alimentos y de quienes les precedieron.

Beasley y el PMA creen que la comida es el camino hacia la paz y que un trabajo conjunto puede acabar con el hambre de los 690 millones de personas que se acuestan con hambre todas las noches.  

“Este Premio Nobel de la Paz es más que un agradecimiento. Es una llamada a la acción. Debido a tantas guerras, el cambio climático, el uso generalizado del hambre como arma política y militar, y una pandemia mundial de enfermedad que empeora exponencialmente todo eso, 270 millones de personas se están encaminando hacia la inanición”, advirtió el Director.

Si no se abordan sus necesidades, se producirá una pandemia de hambre que empequeñecerá el impacto del COVID, porque este panorama sombrío devela que, de esos 270 millones, 30 millones dependen de nosotros al 100% para sobrevivir.

¿Cómo responderá la humanidad?

La comida es sagrada. Cualquiera que se haya sentado a un Día de Acción de Gracias o una comida festiva, o haya comulgado, haya asistido a un Seder, haya ayunado durante el Ramadán o haya hecho una ofrenda de comida en un templo budista, lo sabe.

Y todos los seres humanos, sean personas de fe o no, conocen el poder de la comida no solo para sostener a las personas, “sino para unirnos en nuestra humanidad común”, complementa Beasley.

Lo que las 19.000 personas vinculadas con el PMA hacen, “es un acto de amor” y como lo sostuvo el Dr. King, premio Nobel en 1964, “el amor es el poder más duradero del mundo”.

Beasley aseguró que esta enseñanza de Jesús de Nazaret, extraída de la Torá la aprendió desde muy joven: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. El Director del PMA dice que llegó a comprender que una mejor traducción de lo que Jesús realmente dijo fue: «Ama a tu prójimo como a tu igual». Piensen por un momento en lo que esto realmente significa, pidió Beasley.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *