Plan Internacional y Davivienda fortalecen su alianza por las niñas salvadoreñas

Han pasado más de diez años de esfuerzos mutuos para llevar bienestar a la niña salvadoreña, como la estimulación temprana en niñas menores de ocho años y educación financiera.

 

Foto: Periódico Equilibrium.

En el contexto de la celebración del mes de la niñez en El Salvador, Plan Internacional y el banco Davivienda ha decidido fortalecer su alianza que busca empoderar a las niñas para superar las barreras que no les permiten un desarrollo integral.

Las niñas tienen una inasistencia en educación media igual al 36.5%, un porcentaje alto y preocupante, no solo por la inasistencia, sino por los motivos de esa situación.

Muchas niñas tienen que cuidar a sus hermanos menores o se ven desmotivadas de asistir a la escuela, por los peligros que se presentan en el trayecto entre su casa y su lugar de estudios.

De allí la importancia de atender esta realidad, mediante becas que no solo permitan que las niñas terminen sus estudios, sino que conlleve la concientización de la familia sobre el derecho que tienen estas a gozar de las oportunidades que les permitan desarrollarse en la vida profesional.

Directora de País de Plan El Salvador, Carmen Elena Alemán, se dirige a las niñas.

“Por eso es necesario un cambio y para ello hemos becado 800 niñas que han terminado su educación media y se puede seguir apoyando con donativos de 10, 15 y 20 dólares desde colaboradores como a usuarios del banco”, ha reflexionado Michelle Ordóñez, Directora de Medios de Pagos de Davivienda.

Dice que empoderar a estas niñas solo será posible con una beca que les ayude con su desarrollo que, a su vez, será el del país.

Priscila, es una joven becaria que envió un mensaje a la asistencia: destacó la importancia de donar para cambiar la vida de las niñas, ella se siente poderosa para hablar en público y para las matemáticas, pero eso no puede ser poder si no lo muestra o lo comparte.

Ella fue Presidente de Davivienda por un día y varias niñas fueron gerentes por un día, lo que les enseñó a ver cómo funciona esta institución, pero lo importante es que se fueron motivadas para ser profesionales.

“Me he convertido de una niña capaz para motivar a otras a seguir adelante, a incrementar su autoestima. Sobretodo a aquellas que se desmotivan a estudiar por tener que cuidar a sus hermanos menores o por los peligros que se enfrentan camino a la escuela”, reiteró.

Priscila quiere estudiar comunicaciones integradas al marketing, para poder ayudar a más niñas.

Las Embajadoras

Mensualmente un grupo de mujeres de Davivienda aportan a las becas y lo hacen como Embajadoras de las niñas; una de ellas es Gabriela Espinoza. Hace un mes conoció los CAIPI o centros de atención infantil y de primera infancia y observar la acción de quienes trabajan por la niñez involucrando a la comunidad y a la municipalidad, le ha llenado de motivación.

Conoció a tres becarias que compartieron sus experiencias llenas de adversidades pero que han encontrado una salida con Plan y con su familia, la cual ha sido educada para dejarla ser.

Gabriela Espinoza, es una de las Embajadoras de Plan El Salvador.

Carmen Elena Alemán, Directora de País de Plan Internacional ha saludado con mucha esperanza el apoyo de Davivienda. “Se está lanzando una nueva campaña junto a Davivienda: Dona para Cambiar la Vida de las Niñas”, dijo.

Han pasado más de diez años de esfuerzos mutuos para llevar bienestar a la niña salvadoreña, como la estimulación temprana en niñas menores de ocho años, educación financiera y medioambiental a las comunidades, y todo gracias al apoyo como el que les otorga Davivienda.

Opciones para compartir nuestro contenido