Las diez maneras fáciles de volverse más ecológico con la tecnología

El 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, una efeméride oficial proclamada por las Naciones Unidas en 2009.

Foto: ACER.

San Salvador. Si has pasado tiempo observando la industria de la tecnología en los últimos años, sabrás que está dando un gran impulso a los productos ecológicos que reducen su huella de carbono y te ayudan a alcanzar los objetivos de sostenibilidad.

Pero a medida que el mercado se ha desplazado hacia la tecnología verde, también se vuelve más difícil saber si los productos que estás usando o las actividades que estás realizando mientras los usas son realmente tan ecológicos como podrías pensar.

Hemos pedido a Acer, un líder en el mercado de la tecnología, que nos ayude a definir algunas:

Compra solo tecnología verde, Si realmente quieres ser más ecológico con la tecnología, entonces es una buena idea comprar solo productos sostenibles y conscientes del medio ambiente.

Hay muchos dispositivos de tecnología ecológica disponibles, incluidas regletas de enchufes inteligentes, accesorios de computadora sostenibles e incluso PC ecológicas.

El ejemplo más reciente, la Aspire Vero de Acer, construida pensando en la sostenibilidad.

Usa herramientas de análisis. A medida que el mundo recurre cada vez más a los productos de tecnología ecológica, las empresas que fabrican dichos dispositivos están equipando a los usuarios con herramientas de análisis que les ayudan a ver cómo éstos consumen energía.

Desde simples monitores de batería en tu laptop hasta pautas de uso de energía que te indican con qué frecuencia usas tus productos de una manera menos respetuosa con el medio ambiente, cualquier buen producto de tecnología verde (e incluso aquellos que no están necesariamente construidos teniendo en cuenta el medio ambiente) ofrecen herramientas de análisis para guiar su uso.

Consulta certificaciones. Ya sea Energy Star, EPEAT o cualquier otra certificación, estate atento a los productos que han sido certificados por agencias de certificación confiables y conocidas.

Cuando un producto está certificado por una organización ecológica confiable, significa que cumple con los estándares de sostenibilidad. Si un dispositivo no tiene certificaciones de energía, es posible que desees buscar en otro lado.

Apaga la alimentación. Aunque es bastante fácil poner tu tecnología en modo de suspensión, realmente no estás haciendo mucho para promover tus objetivos ecológicos. En lugar de poner tu dispositivo en modo de energía mínima, apágalo cuando no esté en uso. No solo ahorrarás batería, sino que, si se trata de un monitor o una desktop, también ahorrarás energía y serás más ecológico en el proceso.

Utiliza el software a tu favor. El software ha demostrado ser un ingrediente secreto para hacer que cualquier producto tecnológico sea más ecológico.

Ya sea una laptop o un smartphone, busca en la configuración de tu dispositivo y mira cómo puedes optimizar el rendimiento de la batería y usar el producto de la manera menos intensiva en recursos ajustando su configuración.

La IA es tu amiga. La inteligencia artificial es otro componente importante para impulsar la eficiencia energética en los productos tecnológicos actuales.

Cuando compres un nuevo dispositivo, busca productos que ofrezcan inteligencia artificial que monitoreará sus patrones de uso y ajustará las funciones de energía según la forma en que normalmente interactúas con tu dispositivo.

Encuentra marcas en las que confías. Aunque hay muchas empresas que dicen que fabrican productos energéticamente eficientes, no siempre están diciendo la verdad.

Investiga y encuentra empresas que realmente construyan productos ecológicos y energéticamente eficientes y apóyalas.

Haz cambios en la forma en que usas la tecnología. Saber cómo estás utilizando la tecnología y empleando software e inteligencia artificial para mejorar la eficiencia energética solo puede llegar hasta cierto punto.

Si realmente deseas volverte más ecológico con la tecnología que utilizas, deberás analizar cómo interactúas con los productos y ajustar tus hábitos.

Actualizar siempre que sea posible. Si bien el nuevo dispositivo puede verse muy bien en el papel, si estás buscando mejorar tu respeto por el medio ambiente, considera actualizar tu máquina actual.

Hay muchas maneras de hacer que tu computadora obsoleta se sienta como nueva aumentando su memoria RAM, cambiando su disco duro por una unidad de estado sólido e instalando un nuevo procesador.

Reciclar o donar. Si decides que necesitas tener un dispositivo nuevo, considera reciclar o donar tu computadora vieja en lugar de tirarla a la basura.

Reciclar o donar tu tecnología reduce la fabricación y permite que lo que habría sido aún más desechos electrónicos se usen en una segunda vida. Y si donas tu laptop a una organización benéfica, también le brinda a otra persona la oportunidad de interactuar con la tecnología e Internet sin contribuir a los problemas ambientales.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *