La migración tiene que ser una opción y no una necesidad

El país estuvo representado, entre otras personas, por el Director Ejecutivo del Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador (FIAES) Jorge Oviedo, como parte de dele-gaciones que incluyeron a Guatemala, Honduras y México.

Foto: Fiaes/Periódico Equilibrium.

El Salvador participó en la reunión de Alto Nivel sobre migración, desarrollo y seguridad alimentaria en Mesoamérica celebrada en Ciudad de México, para hablar sobre un programa de acción que promueve el desarrollo rural y la erradicación de la pobreza extrema y el hambre.

De lograrse, eso haría que la migración sea una opción y no una necesidad, han dicho representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), organizadora de este evento.

El país estuvo representado, entre otras personas, por el Director Ejecutivo del Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador (Fiaes) Jorge Oviedo, como parte de las delegaciones que también incluyeron a Guatemala, Honduras y México, para debatir una propuesta conjunta a los desafíos de la migración en Mesoamérica.

“Nosotros diseñamos los Planes de Desarrollo Local Sostenible. Es decir, recogimos las aspiraciones de la sociedad civil y priorizamos aquellos sitios donde hay mayor pobreza, mayor migración, mayor necesidad de desarrollo territorial y biodiversidad, para garantizar los servicios ecosistémico a la población”, dijo el director ejecutivo de Fiaes.

Desde la experiencia nacional de Fiaes, se presentaron soluciones al tema migratorio y de empleabilidad, con un enfoque desde el desarrollo rural y la seguridad alimentaria de las familias, y es que este fondo ambiental durante 26 años de existencia ha restaurado los recursos naturales y ha ayudado a generar oportunidades a través de empleos verdes, minimizando los efectos del cambio climático y la migración.

En El Salvador, FIAES aportará $13.8 millones para la puesta en marcha de las actividades que realizará la FAO en su actuación como entidad acreditada para la ejecución del proyecto “Aumento de medidas de Resiliencia Climática en los agroecosistemas del corredor seco de El Salvador (Reclima)”.

Este proyecto obtuvo financiamiento del Fondo Verde del Clima y beneficiará a más de 200 mil personas, trabajando con la gran mayoría de los municipios del Corredor Seco salvadoreño.

Opciones para compartir nuestro contenido