La lectura no debe ser obligada

El VIII Festival fue patrocinado por la empresa privada, fundaciones e instituciones educativas, lo cual ha sido agradecido por las autoridades. La niñez debe ser incetivada pero no obligada.

 

Foto: Binaes/Periódico Equilibrium.

El festival de la poesía infantil que desarrolló la Secretaría de Cultura de la Presidencia y la Biblioteca Nacional, fue un momento adecuado para decirle a la niñez que lea, pero no obligarla, porque la lectura no admite imposición.

Como lo sostiene la Secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado, “leer es uno de los verbos que no aceptan imposición, leer tiene que ser espontáneo, de manera natural y placentera”, por eso mismo la lectura tiene que hacerse con alegría», abona.

En su manera de ver esta situación, “si no encontramos placer en lo que leemos, no hay que leer”.

Desde el pasado septiembre, cuando asistieron miembros de Compasión Internacional, Visión Mundial y Funhopo al festival, se ha insistido en ello. Allí se puso un toque de alegría haciendo mención de un ícono del parque zoológico que hace unos años murió: Manyula.

En su honor, las autoridades bautizaron el evento como VIII Festival Internacional de Poesía Infantil “Manyula 2017”.

Infantes de centros educativos de diferentes comunidades del país, principalmente de la zona oriental, conocieron a personalidades que se dedican a generar literatura infantil.

Entre las personalidades de la literatura nacional que asistieron figuraron Jennifer Valiente, Jorgelina Cerritos, Maura Echeverría, Nayda Acevedo, Alberto Girón, Jorge Argueta, René Colato y Mario Noél Rodríguez.

El festival además acogió a cuentistas y poetas que forman parte de la Gremial de Escritores de Literatura Infantil Salvadoreños (Grelisal) y promotores de lectura, como Helen Guardado y Jorge Blanco, así como los artistas amigos de la biblioteca, Diego Centeno y el payaso Ruchy.

“Es necesario combinar alegría con lectura. Por eso el lema es ‘La alegría de leer’, lo que implica dar énfasis a la animación y estimulación de la lectura, no solo el libro en sí, porque eso hace que el niño a su corta edad asocie alegría, amor y recreación con el libro”, explicó el director de la Biblioteca Nacional, Manlio Argueta.

La Binaes organiza este festival con el propósito de acercar los escritores a la niñez salvadoreña, por medio del cuento y la poesía, ya que esto les ayuda a construir su identidad y la del entorno que les rodea, explicaron las autoridades.

Opciones para compartir nuestro contenido
Publicidad