Internos del ISNA participan en “pedaleada” por sus derechos

[good-old-gallery id=»3685″]

Bici Crítica de El Salvador y diversas instituciones como el CESTA, PNC y organismos de socorro humanitario, hicieron posible una diversión extraordinaria para niños y adolescentes del Instituto Salvadoreño de Protección Integral de la niñez y la Adolescencia (ISNA).

En total 70 internos e internas provenientes de diversos lugares del país, entre éstos Ahuachapán, Santa Ana, Sonsonate y San Salvador, participaron en la “pedaleada” que salió del redondel Constitución, hasta el monumento a El Salvador del Mundo, Parque Cuscatlán y finalmente al mismo punto de partida.

“Es una forma de ejercer el derecho de circular libremente por las calles”, dijo María de los Ángeles Bonilla, responsable del Departamento de Programas para la Restitución de Derechos del ISNA.

Son varios principios los que van contemplados dentro de este tipo de eventos, explicó Bonilla; por ejemplo, aprenden a conocerse entre los jóvenes, pues a diario el ISNA recibe en sus centros a muchachos para brindarles atención integral.

Las leyes establecen que los niños tienten derecho a la recreación y esto es un componente de atención dentro de los programas que impulsa el ISNA, señaló Bonilla.

Para algunos jóvenes esta es la primera experiencia fuera de los centros de atención; algunos es la primera vez que montan en bicicleta desde su llegada al Centro y así aprenden a que sus derechos se cumplan, practicándolos.

Al final de la actividad, lo que se pudo logras es que los niños y adolescentes tomaron conciencia del uso de la bicicleta y la protección que eso significa para el medio ambiente y, además, que las personas en general y los automovilistas en particular, los respetaran.

Dennys M., de 17 años, es uno de los jóvenes que disfrutó de esta experiencia. Se encuentra en el ISNA recibiendo atención. Allí ha aprendido a hacer pan, mediante cursos impartidos por Fe y Alegría.

“Es una experiencia linda lo de la bicicleta porque uno se divierte y no está siempre encerrado, estudio 9º. Grado y quiero ser administrador de empresas”, revela.

Al hablar, denota sus dotes de líder. “Mi familia está conmigo y quiero salir adelante con la ayuda de Dios y de mis amigos” dice, mientras se alista para la aventura. Y de algo está totalmente claro: “tengo que dar ejemplo a los más pequeños a hacer cosas buenas y ayudar en lo que pueda, les digo que sigan adelante que luche por lo que quieren”, relata.

Cecilia de La Rosa, directora del Complejo de Integración Social para la Niñez y la Adolescencia (CISNA) Ilopango, dice que al igual que Dennys, los demás jóvenes son atendidos y preparados para insertarlos al ambiente laboral.

Muchos de los jóvenes se encuentran recibiendo atención en este centro porque son víctimas de  maltrato o  abuso o bien, porque son víctimas de negligencia o desamparo de parte de los padres, otros han sido rescatados de la calle, donde enfrentan problemas de adicciones.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *