Instituciones buscan reducir violencia sexual contra niñez y adolescencia

La mayoría de víctimas de violencia sexual en el país, siguen siendo las adolescentes y as niñas, según los datos oficiales que maneja el Conna; de más de 16 mil víctimas del año pasado, más de 5 mil fueron adolescentes y más de 3 mil niñas.

Fotos: Periódico Equilibrium.

Diversas instituciones aúnan esfuerzos por lograr en El Salvador la protección integral de la niñez y adolescencia, la cual se ve expuesta a constantes agresiones de tipo sexual, que van desde el acoso hasta la violación.

En 2014 el Consejo Nacional de Protección de la Niñez y Adolescencia (Conna) reportó más 16 mil casos de violencia sexual contra estas poblaciones; en tanto el Hospital Benjamín Bloom ha dicho que en ese mismo año, 240 niñas y 42 niños, todos menores de 12 años han sido atendidos en ese centro asistencial luego de ser atacados sexualmente. En 2015, ya se atendieron por esa misma causa a ocho niñas y un niño.

Es por esta razón que la Red Interinstitucional para la Prevención del Acoso, la Violencia Sexual y otro tipo de Violencia ha llamado a las instituciones del Estado a coordinar de forma efectiva para combatir el flagelo; a la Fiscalía General de la República (FGR) tomar un papel protagónico en la investigación de posibles delitos y al Conna que se pronuncie y proteja efectivamente a las víctimas.

El Ministro Carlos Canjura recibe de Mario Iraheta, representante del UNFPA, un documento para educar a la niñez sobre la denuncia del acoso sexual.
El Ministro Carlos Canjura recibe de Mario Iraheta, representante del Unfpa, un documento para educar a la niñez sobre la denuncia del acoso sexual.

El Ministerio de Educación (Mined) ha trabajado durante los últimos años en la capacitación de docentes para detectar estos casos de violencia sexual, pero la red le pidió también que fortalezca la prevención en los centros escolares y aplicar las leyes de la carrera docente en casos en que se involucre a docentes.

El titular de la institución, Carlos Canjura, dijo que ese trabajo ya se hace y un caso de acoso ocurrido en una escuela de Quezaltepeque, en La Libertad, ya ha sido remitido a la FGR. En esa escuela, el involucrado es el director de la institución.

Pero la familia no debe quedarse atrás en este esfuerzo, por ello la Red le ha pedido a ésta que, como primer escenario de aseguramiento de un ambiente no violento par estas poblaciones vulnerables, se informe de la mejor manera para hacer efectivo ese ambiente y, además, saber abordar potenciales casos de abuso y denunciarlos.

La Red está comprometida con el trabajo coordinado con el Mined en forma local, departamental y nacional para impulsar la cero tolerancia contra estos abusos sexuales y proteger sus derechos humanos.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), por su parte, ha entregado al Ministerio de Educación una versión amigable del Protocolo de Actuación para el Abordaje de la Violencia Sexual en las Comunidades Educativas de El Salvador, elaborado a partir de un cuento generado por aportes de la niñez, para conocer la mejor forma en que esta cree poder denunciar casos de violencia sexual. La versión amigable del protocolo será distribuido en las escuelas públicas del país.

El Ministro de Educación Carlos Canjura, se mostró satisfecho porque siente un tremendo apoyo en el tema de combate a la violencia sexual y señaló la necesidad de destruir estructuras de amenaza de la seguridad integral de la niñez.

En tanto se ha pedido que también las familias aprendan a detectar el aislamiento, la calidad de retraído o las conductas extremas, que son señales de algún abuso que una persona menor de edad puede expresar, incluso se puede manifestar agrediendo, por resentimiento, a otras personas de su edad.

Entre pares deben apoyarse para realizar la denuncia pero antes deben educarse en conocimiento de sus derechos y que sepan que existen medios de denuncia; 5 mil 925 adolescentes y 3,443 niñas, pero por la cultura del silencio y el miedo no se terminan de denunciar los casos y por ello hay mucho trabajo y muy fuerte por hacer para que todos los sectores, incluyendo la familia, sepa cómo abordar a las personas afectadas y realizar la denuncia pertinente, los maestros deben saber escuchar y el alumnado en saber exponerlo.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *