Hasta pronto Charlie

El voluntario de Comandos de Salvamento llegó muy joven a la institución a prestar sus servicios. El deslave que destruyó vidas y viviendas en Montebello en San Salvador, fue uno de los primeros eventos en los que participó.

Foto: Comandos de Salvamento.

Carlos De León, mejor conocido como Charlie, murió el martes 26 de mayo, a sus 55 años, de los cuales casi 40 los dedicó a dar su servicio humanitario a la población salvadoreña en los más duros momentos, mediante Comandos de Salvamento.

Llegó a la institución de socorro humanitario en plena juventud, arriesgando su vida en el deslave de la colonia Montebello, al norponiente de San Salvador en septiembre de 1982.

También, enfundado en su uniforme amarillo, rescató tanto a soldados como a guerrilleros heridos en combate.

En los terremotos siempre estuvo presente ayudando en todo momento, dejando una enseñanza de humildad y perseverancia en su trabajo como voluntario.

Ni tormentas ni huracanes fueron impedimento para que Charlie sirviera siempre; por su coraje, valentía y gran corazón, su partida deja un vacío en las filas de los comandos y en quienes estuvieron muy cerca de él.

A la hora de su muerte, Charlie recibía atención médica por una lesión en uno de sus miembros inferiores, situación que se agravó por su padecimiento de diabetes.

En las redes sociales, algunas personas especularon sobre el deceso del voluntario, por otra causa relacionada con la actual pandemia, sin contar con información oficial.

Opciones para compartir nuestro contenido