ESA expondrá en Barcelona estudio nacional sobre concentración de arsénico en el agua

La investigación se centra en la distribución espacial de arsénico en agua potable que se hizo con más de 1,200 muestras, provenientes sobre todo de San Salvador.

Fotos: Periódico Equilibrium.

Un estudio realizado por tres investigadores salvadoreños sobre la presencia de metales pesados, específicamente del arsénico, en el agua potable, será presentado por El Salvador en un importante evento científico mundial.

Se trata del Análisis Espacial de Concentración de Arsénico en Agua Potable en El Salvador, en el que han intervenido los Edgar Quinteros como diseñador metodológico y analista estadístico; Alejandro López, como colaborador metodológico y Roberto Mejía, como diseñador y analista espacial de datos.

El estudio, que será presentado en Barcelona, España, fue evaluado por las instancias internacionales organizadores del congreso científico y lo recomendó para que El Salvador lo exponga a otros científicos del mundo, entre el 10 y el 12 de febrero, en la Conferencia de Ciencia Ambiental y Desarrollo.

Esta conferencia se ha celebrado en varios países europeos, pero esta es la primera vez que participa El Salvador con este tipo de investigaciones.

Las conclusiones sobre este y los otros temas de investigación a presentar por diversos países, servirán para el mundo, se congratularon los investigadores nacionales.

El caso nacional

La investigación nace y es de interés para el Instituto Nacional de la Salud (INS) porque los factores ambientales tienen mayor influencia en la salud, el 25% de las afecciones se debe a ello, según la Organización Mundial de la Salud.

Esa realidad requiere que se hagan estudios específicos para tener evidencias que ayuden a tomar las mejores decisiones en la temática.

En este caso es sobre la presencia de arsénico en agua, uno de los diversos metales pesados que se encuentran en la naturaleza y que, en grandes concentraciones afectan la salud de la gente.

Roberto Mejía viajará a Barcelona a representar a El Salvador en evento científico mundial.

La investigación se llevó a cabo durante dos años por el INS bajo la asesoría de la científica salvadoreña Dina Larios y del científico catalán Alexandre Ribó.

Los resultados son preliminares y refleja ciertos niveles aumentados de arsénico de hasta ocho veces; la OMS dice que debe haber 0.01 miligramos de arsénico por litro de agua pero hay zonas en las que se ha encontrado entre 0.02 y 0.08 miligramos.

Los niveles más altos se han encontrado en las zonas central y oriental; aunque se consideren niveles bajos, al ser constantes afectan la salud; pero el estudio actual se centra en la concentración de arsénico y no se hace una relación con las enfermedades posibles, debido a que para llegar a este tipo de conclusiones se debe ampliar hacia otras aristas, explican los responsables del documento.

Tampoco se puede concluir qué regiones están más contaminadas que otras, porque también se requieren más análisis que determinen que la concentración es constante o temporal, entre otros parámetros.

Lo que sí se puede concluir es que “estamos sentando bases con un primer diagnóstico de la situación; para definir causas y efectos se requieren otros estudios con la parte clínica, por ejemplo. Hacia eso vamos”, dicen los tres investigadores.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *