ESA celebra día nacional de víctimas de la guerra; oposición, el de la paz

Para la oposición la firma de la paz es parte de la historia que debe recordarse para no repetirse; para el gobierno, es un adefesio que garantizó la impunidad de los violadores de derechos humanos.

Foto: Periódico Equilibrium.

San Salvador. Por primera vez, en 30 años, El Salvador celebró oficialmente este 16 de enero el Día Nacional de las Víctimas del Conflicto Armado, como una forma de honrar la memoria de quienes murieron por un ideal traicionado, dicen representantes del Ejecutivo.

La celebración se dio en el marco del Decreto Legislativo aprobado el pasado martes por la Asamblea Legislativa, bajo el argumento de dar el lugar que se merecen las víctimas de ambos bandos y de la población civil.

Mientras tanto la oposición, que se pronunció en contra del decreto, y miembros de organizaciones calificadas como representantes de la sociedad civil, marcharon el domingo para continuar celebrando el Día de los Acuerdos de Paz.

Estos últimos marchantes sostienen que esos acuerdos firmados en 1992 dieron pie a la “imperfecta democracia” que, hasta antes de esta administración vivía El Salvador y que, además, permitieron crear instituciones como la Policía Nacional Civil. En esta institución aún prevalecen cuotas de la derecha y de la izquierda.

Pero la bancada del partido oficial Nuevas Ideas, replanteó el pensamiento y el sentido que debe tener esta fecha: poner en el centro de atención a las víctimas. Diputados de la bancada cyan sostienen que los Acuerdos de Paz, solo fue un pacto del Fmln y Arena, para autoprotegerse.

Muestra de ello es que ninguno de los hechos violentos de lesa humanidad que se les atribuye a ambos bandos, ha tenido un real castigo ni contra autores intelectuales, ni materiales, por parte de la justicia salvadoreña.

“Al contrario, negociaron la impunidad”, aseguran diputados de NI. Para la oposición, la marcha fue una “expresión masiva”, exitosa; para el gobierno, fue un fracaso más, en donde, como siempre, ha habido actos violentos de parte de algunos participantes de las marchas, contra personas que se cruzaron en su camino, por casualidad.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *