Entregan osamentas de ocho víctimas de guerra, en Cacaopera

Según los fiscales, esta investigación es parte de otro caso que tiene relación con la masacre conocida como “El Mozote”, que ocurrió en diciembre de 1981 y de la cual, las investigaciones determinan que son responsables grupos élite de la Fuerza Armada de la época.

Foto: FGR.

Morazán. La Fiscalía General de la República entregó los restos óseos de ocho integrantes de una familia asesinada en marzo de 1981 durante el conflicto armado, en el caserío El Tablón, cantón Agua Blanca del municipio de Cacaopera, Morazán.

Desde 2019, entre el 7 y 12 de mayo, se realizó un proceso de exhumación, pero debido al complejo estudio fue hasta el pasado viernes 13 de agosto que se entregaron los restos mortales, tras concluir los análisis antropológico-genéticos correspondientes.

Al concluir con los análisis, la representación fiscal solicitó la restitución de los restos óseos a sus respectivos familiares, el cual se efectuó el pasado viernes en la casa de habitación del denunciante, Guadalupe Luna, en Cacaopera, reiteraron las fuentes de la FGR.

Esta diligencia de recuperación fue autorizada por el Juzgado de Paz de Cacaopera, y en el mismo participaron dos grupos de antropólogos, quienes recuperaron ocho restos: cinco de menores de edad, entre ellos, uno de seis meses; y tres de mujeres.

Según los fiscales, esta investigación es parte de otro caso que tiene relación con la masacre conocida como “El Mozote”, que ocurrió en diciembre de 1981 y de la cual son responsables los jefes militares de la época.

Por ello, la Fiscalía General de la República sigue trabajando en la reapertura de hechos violentos cometidos durante la época del conflicto armado y también estableciendo nuevos delitos, aseguraron las fuentes.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *