Embajador Ronald Johnson finaliza su gestión en El Salvador

Matt Boland: “Estados Unidos quiere ayudar a mejorar la seguridad, crear crecimiento económico y promover el buen gobierno en El Salvador.  Esos objetivos no han cambiado sustancialmente durante una década y lo importante es que si El Salvador es seguro y próspero es bueno para los Estados Unidos también”.

Foto: Periódico Equilibrium.

San Salvador. La Embajada de los Estados Unidos en El Salvador anunció que el titular de la misma, Ronald Douglas Johnson, finalizará su período de gestión en el país el 20 de enero de 2021.

Con el cambio de gobierno en Estados Unidos, a partir de esa fecha, todos los embajadores que fueron designados políticamente deberán finalizar su gestión. Ronald Johnson fue confirmado por el Senado de los Estados Unidos el 27 de junio de 2019 y arribó al país, junto a su esposa, Alina Johnson, el 5 de septiembre de 2019.

El embajador Johnson tiene un amplio espectro de experiencia con más de cuatro décadas de servicio y liderazgo en el gobierno de los Estados Unidos y con un compromiso sustantivo en una amplia gama de temas regionales, incluyendo refugiados, antinarcóticos, antiterrorismo, derechos humanos y control de enfermedades de virus tropicales.

En tanto, el Consejero para Asuntos Públicos de la Embajada de los EE.UU. en San Salvador, Matt Boland, ha dicho que «los embajadores son nombrados por el presidente y deben ser confirmados por el Senado de los Estados Unidos. 

Después de una elección, si el Presidente no es reelegido, se acostumbra que todos los embajadores de los Estados Unidos presenten una carta de renuncia al Presidente.  Siguiendo esta tradición y el Memorando de la Casa Blanca para los nombramientos presidenciales, el Embajador y la Sra. Johnson saldrán de la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador el 20 de enero de 2021. 

Boland aseguró que Estados Unidos quiere ayudar a mejorar la seguridad, crear crecimiento económico y promover el buen gobierno en El Salvador.  Esos objetivos no han cambiado sustancialmente durante una década y lo importante es que si El Salvador es seguro y próspero es bueno para los Estados Unidos también. 

“Hemos tenido estas metas principales bajo presidentes republicanos y presidentes demócratas y creo que los Estados Unidos y El Salvador se mantendrán enfocados en estas metas compartidas», concluyó.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *