El Paisnal y su deshidratadora de frutas

El empuje de la cooperativa cuyas plantas se ubican en el complejo agroindustrial de El Paisnal, permitirá generar empleos, comercializar productos de calidad y mejorar los ingresos de las personas asociadas.

Fotos; Fusades/Periódico Equilibrium.

Con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), la Asociación Cooperativa San Carlos de Responsabilidad Limitada (Acopasca de R.L) inauguraron las plantas de empaque de plátano y deshidratadora de frutas en El Paisnal, al norte de San Salvador.

Ambas plantas operarán en el nuevo Complejo Agroindustrial “Ing. José Héctor Lara Zamora” y para su instalación fue invertido medio millón de dólares, aportado por Usaid, Acopasca y la Alcaldía Municipal.

$250 mil dólares fueron aportado por Usaid para la instalación de mquinaria y el restante fondo por la cooperativa y la alcaldía para la infraestructura.

Esta iniciativa también apoyada por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) busca mejorar los ingresos de los asociados y generar más de 50 empleos, que en su mayoría serán para jóvenes y mujeres.

Con este empuje, Acopasca podrá comercializar inicialmente sus productos de primera calidad con Walmart El Salvador y la Cadena de Supermercados La Colonia de Honduras, entre otros.

Según Fusades, Acopasca también será pionera en la producción de fruta deshidratada en el país, ya que su nueva planta tiene capacidad de producir 5,000 libras diarias de plátano deshidratado.

Fuentes de fusades explicaron que a través de su Proyecto Regional para Comercio y Alianzas de Mercado, Usaid apoya a los países centroamericanos para alcanzar un crecimiento económico inclusivo, mejorando el comercio intrarregional y las exportaciones. El objetivo del proyecto es establecer cadenas de valor regionales consolidadas y mejorar el acceso al mercado para productos agrícolas a través de alianzas con compradores más sólidas y una mayor facilitación del comercio, armonización de estándares y capacidad institucional.

 

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *