Distribuidora C.Imberton llega a 100 años de solidez empresarial

A partir de ese momento, C.Imberton fortalece la distribución de su área de farmacia y también de consumo masivo, pues introdujo otros productos innovadores, las toallas sanitarias marca Kotex y el papel higiénico Kleenex.

Foto: C.Imberton.

San Salvador. Para 1890, en El Salvador dos hermanos de apellido Imberton estaban destacando en el mundo de los negocios por exportar tres productos innovadores, para la época, hacia su natal Francia: café, bálsamo y añil; pero también por introducir al país marcas internacionales que vendían en un almacén de variedades localizado en el Portal de Occidente, ubicado en el Centro Histórico de San Salvador.

Los productos traídos por los Imberton eran en un principio para venta en su propio almacén. Luego, con el pasar del tiempo, se adquirieron representaciones de marcas que se vendían directo a otros comercios y, finalmente, el negocio se dedicó a importar y revender localmente.

Es esto último lo que despertó en León Imberton el interés por un nuevo modelo de negocios: el de la distribución.

A partir de 1920, la distribución se vuelve el modelo de negocios a seguir. Carlos Federico Imberton Palomo (hijo de don León) se incorpora a partir de 1928 y a través de un arduo trabajo re-enfoca la empresa hacia la distribución, y en particular de productos farmacéuticos. El almacén se cierra en 1970.

Es así como Imberton Palomo logra traer al mercado salvadoreño una de las marcas más longevas del portafolio de la compañía, el antiácido Alka-Seltzer.

A partir de ese momento, C.Imberton fortalece la distribución de su área de farmacia y también de consumo masivo, pues introdujo otros productos innovadores, las toallas sanitarias marca Kotex y el papel higiénico Kleenex.

A 100 años de su fundación, C.Imberton cuenta con dos divisiones; la farmacéutica y la de productos de consumo masivo.

La farmacéutica se encarga de abastecer más de 1,200 farmacias, hospitales públicos y privados, clínicas de empresa, botiquines, etc. Dentro de su portafolio cuenta con marcas líderes como Sanofi, Merck, Novartis, Abbott, Procaps, por citar algunas.

La división de consumo masivo se encarga de abastecer 25,000 mil tiendas en todo el país, dos cadenas de supermercados y 500 mayoristas con marcas como cereales Kellogg´s, papas Pringles, chocolates y galletas Mondeléz, productos La Chula, Ron Cihuatán, suplementos Abbott y toda la línea de Procter & Gamble (P&G), entre otras destacadas marcas.

“En 2001 trajimos la marca Gillette. En 2004 P&G compró la marca y cuando vio toda la estrategia de distribución que nosotros teníamos con Gillette, decidió darnos la distribución completa de sus marcas y cerró operaciones en el país”, detalla el tercero en la sucesión de la presidencia de la compañía, Carlos Imberton Deneke.

“Bajo tres diferentes estilos de liderazgo hemos crecido en forma sostenida a lo largo de nuestros primeros cien años de vida, sobreponiéndonos a dos Guerras Mundiales, la Gran Depresión, los efectos de la Guerra Fría, la Guerra Civil en El Salvador y escenarios políticos internos de todos los matices”, dice con orgullo el presidente de la compañía.

La sobrevivencia a escenarios tan complicados –reconoce con satisfacción- se debe a la ética, honestidad, compromiso y respeto que predominan en todas las relaciones comerciales y personales que C.Imberton establece con sus proveedores, clientes y por supuesto, su equipo humano, que actualmente asciende a 800 colaboradores.

“Nuestra solidez está en nuestros valores, por ello puedo afirmar con total convicción que en el segundo siglo que ahora iniciamos, Imberton siempre será sinónimo de respeto, integridad, compromiso y servicio. Esta es una de las claves de nuestro crecimiento”, subraya Carlos Imberton Deneke.

Con el compromiso de seguir identificando nuevas marcas que atiendan las cambiantes necesidades de consumo y que resguarden la salud de los salvadoreños, Distribuidora C.Imberton ha comenzado a migrar hacia una distribución más digital, fortaleciendo el comercio electrónico y apostando a una planificación virtual para optimizar los procesos de entrega, esta vez con la incorporación de una cuarta generación de la familia.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *