De regreso al origen, mi propósito para 2015

origen

Parte del proceso de evolución es restaurar nuestra relación con la naturaleza, integrarnos a ella, reconciliando cada uno de nuestros aspectos divididos.

Por: Harumi Puertos.

Regresar a lo verde, lo orgánico, no por moda o consumismo ni por medio de empresas multinacionales o multinivel, sino desde el origen, el campo, la siembra, aprender a realizar nuestros propios productos con elementos naturales, orgánicos, vivos, que permitan la restauración completa de nuestro organismo y energía.

Nuestro ser se alimenta básicamente de 3 elementos:

Comida física: Alimentos que ingerimos y se procesan en el sistema digestivo (Carbono).

Aire: También llamado Prana o Chi. Ingresa por la nariz y se procesa en los pulmones (Oxígeno).

Impresiones: Nuestra experiencia de vida, el entorno que nos rodea, emociones, pensamientos, sentimientos, ideas, creencias, flujos de energía del entorno, energías del planeta, del universo, etc. (Nitrógeno).

Mientras más puros sean los alimentos que ingerimos, los productos que aplicamos en nuestra piel, el aire que respiramos y el entorno en el que vivimos, más alta será nuestra calidad de vida.

Nos hemos adaptado a vivir dentro de medios antinaturales. Grandes ciudades contaminadas, con altos índices de violencia y estrés, con muros y concretos que impiden el flujo natural de energía y cableados que interfieren 24 horas al día con nuestros campos electromagnéticos.

Hemos perdido parte de nuestra identidad al no reconocer nuestro hábitat natural y en nombre del “progreso” seguimos avanzando en un camino, destructivo, cómodo… pero destructivo.

Uno de mis propósitos para este 2015, es trabajar profundamente en la restauración de nuestra relación con la naturaleza. Crear caminos y formas que ayuden a este cambio de visión y sobre todo, ayuden a integrar en nosotros, aquellos elementos de los cuáles nos hemos separado y son vitales para la sobrevivencia misma. Recuperar la sabiduría y conocimiento ancestral, regresando al origen y lo natural.

Hemos dado inicio a este camino con cursos en línea como “Cruzando el Portal” y también con el retiro realizado en Cuetzalan, Puebla.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *