Crueldad humana contra un ser indefenso en Santiago de María

La denunciante pidió ayuda en redes sociales para liberar a una perrita que luego la llamaron «Perla» y llevarla a una veterinaria para salvarle la vida. La denuncia provocó que, presuntamente sus dueños, la liberaran; pero el daño ya estaba hecho.

Fotos: Vivian de Cárdenas.

Santiago de María, Usulután. Personas inescrupulosas, posiblemente los dueños de una perrita, la mantuvieron amarrada durante meses con alambre de púas, lo cual le ha causado mucho daño.

A través de una denuncia de la Sra. Vivian de Cárdenas en redes sociales, se conoció que el alambre se le incrustó en la piel del cuello y del tórax al animal y que ya despedía mal olor. El llamado fue atendido por un miembro de la Alcaldía Municipal de Santiago de María y cuando llegaron a rescatar al can ya había sido liberada, posiblemente por sus dueños, quienes no fueron localizados en la casa inmediata a donde permaneció torturada «Perla».

Se desconocía qué tan profunda era la herida, pero la ciudadana consideró en su denuncia que le habría llegado a la tráquea, pues el canino no comía y no quería ni moverse para no lastimarse más. Las sospechas de la Sra. Viviana fueron confirmadas por el veterinario a donde fue llavada «Perla» para su tratamiento.

Este hecho ocurrió en la colonia San José, de Santiago de María, Usulután, dijo la denunciante, quien hasta ese momento (previo a la liberación) lamentaba la falta de atención de parte de las autoridades locales, las cuales hicieron posible la recuperación de la perrita para llevarla al tratamiento necesario. Pero al final, fue el Sr. Julio Flores, de la Unidad Contravencional de la Alcaldía de dicho municipio el que acudió para rescatar a «Perla» y por lo cual hubo un agradecimiento público de parte de la Sra. de Cárdenas.

La denunciante ha pedido el apoyo de quienes puedan colaborar económicamente o de cualquier otra forma para seguir con el tratamiento de «Perla», pues se incurrió en gastos por el transporte y el pago de la veterinaria; la recuperación, además, requiere una inversión.

También se espera que haya personas con interés de adoptarla para darle una vida merecida y así demostrarle a los maltratadores y a los indiferentes, “que hay humanos que tienen corazón y le pueden dar el amor y los cuidados que jamás ha tenido”, reflexionó la Sra. de Cárdenas.

“No me explico como ha logrado sobrevivir tanto tiempo con una herida que le llegó hasta la tráquea… infectada… fueron mas de 130 puntadas por Dios”, se lamentó la Sra. de Cárdenas, al comentar las condiciones en las que está «Perla».

Ahora lo que se solicita es que se investigue el caso contra las personas responsables de este inhumano hecho para que se aplique la justicia necesaria por el intolerable maltrato animal del que fue víctima este ser indefenso y que, a pesar de su estado, muestra una condición sociable.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *