Blockchain revoluciona los negocios en América Latina

La blockchain es un libro digital en el que se dejan plasmados datos como la cantidad de dinero que fue enviado y recibido, a qué dirección fue enviado, entre otras variables.

Foto: Cortesía.

Latinoamérica. Desde el sector financiero hasta la industria de los videojuegos, estas empresas están sacando la milla extra a esta tecnología ¿Qué hacen y cómo lo lograron?

La tecnología blockchain, que en español se traduce como “cadena de bloques”, está impulsando los mercados tecnológicos, financieros y de negocios en América Latina.

Y aunque es mundialmente reconocida por albergar el ecosistema de las criptomonedas; esta gran base de datos compartida y pública es la plataforma de donde diversas empresas están revolucionando sus industrias.

Una de esas revoluciones ocurre gracias a la tokenización de activos para instituciones financieras. El disruptor en esta área es Koibanx, con un proceso tecnológico en el que un activo financiero está representado en un activo digital blockchain.

Este proceso se llama “tokenización de activos” y permite que el token en cuestión pueda comprarse y venderse de manera 100 % digital y descentralizada. Además, las transacciones de este activo se vuelven transparentes, seguras y programables.

Koibanx lleva tokenizados más de cinco clases de activos diferentes en bancos, financieras y gobiernos de Latinoamérica. Por ejemplo, tokenizó commodities, carteras de crédito colocadas, facturas de crédito, fideicomisos, dinero fiduciario -como pesos uruguayos, mexicanos, colombianos y dólares estadounidenses-, garantías bancarias y títulos de valores.

No olvidemos que, en términos sencillos, la blockchain registra en tiempo real las operaciones de compraventa. Cada una de esas transacciones se graba en un bloque y todas conforman una gran cadena, tal como su nombre lo indica.

“Hay que entender a la blockchain como una tecnología ‘cross-industry’, es decir, que puede ser implementada en varias industrias, como lo fue y es internet. La cadena de bloques es, en esencia, una base de datos distribuida super eficiente para mantener balances, registrar movimientos históricos de éstos, procesar y validar transacciones de los activos que componen dichos balances, tener autoría sobre quién autorizó y procesó cada movimiento y transacción; y exponer dicha información de manera transparente e inmutable”, explica en detalle Leo Elduayen, cofounder & CEO de Koibanx.

Y enumera: “Estas características la convierten en una tecnología de base muy útil en productos y soluciones de compañías no solo financieras sino también de logística, trazabilidad, manejo de identidad y certeza digital o registraduría, entre otros”.

Elduayen es un destacado emprendedor, referente y pionero del ecosistema cripto en la región, con pasado en MercadoLibre. Lidera Koibanx junto a Edy Weber, un ejecutivo tecnológico con más de veinte años de trayectoria, con pasado en El Sitio, Avenida y Officenet.

Y a pesar de que ambos conducen esta moderna empresa, lo curioso es que su plataforma puede ser utilizada por cualquier programador que quiera tokenizar activos sin límites ni restricciones, ya que se trata de un sistema expuesto mediante APIs, un puente tecnológico que sirve para unir dos apps y hacerlas interoperables.

Procesos de tokenización como el de Koibanx se repiten en el segmento de real estate. Uno de los exponentes más populares en esta industria es Álvaro Castro Burgueño, CEO de Che Token, un desarrollador inmobiliario argentino que trabaja desde muy joven en la industria inmobiliaria y se especializó en el segmento de la urbanización.

Se trata de una nueva tendencia que, en términos sencillos, consiste en transformar un activo inmobiliario en un token que se almacena en la cadena de bloques. Luego, una vez que se convirtió en un activo digital, se pone a la venta.

Además, en esta industria ya existen compañías que crean tokens que representan propiedades en construcción y los ponen a la venta para generar liquidez. Así comienzan a recaudar capital para continuar la obra.

Gracias a la blockchain, ahora hasta los artistas pueden monetizar y vender su trabajo sin límites ni restricciones; y, por su parte, los coleccionistas del arte pueden comprar con criptomonedas obras de arte digital, curadas.

En este contexto, una de las plataformas para comprar arte es BAG -blockchain art gallery-, una galería de arte digital que está conformada por una red de artistas de América latina. Este marketplace corre sobre Ethereum, la red de contratos inteligentes más robusta, y todo el arte se comercializa con el token “ether”.

Cabe destacar que BAG alza la bandera de la “democratización del arte” para que más personas puedan disfrutarlo desde un lugar de bienestar -y no de lujo-; y para que más artistas puedan vivir de su talento.

Además, tiene dos grandes diferenciales: el primero, que utiliza “Lazy Minting” (o “acuñamiento perezoso”), lo que hace que el artista no tenga ningún costo al vender una obra.

El segundo, en este marketplace no sólo se puede encontrar un gran catálogo de artistas y listas curadas por expertos, sino que se invita a los propios usuarios a involucrarse en el proceso de validación. Quienes participen de esta curaduría inicial descentralizada, pueden votar y calificar las obras de los artistas y obtener por esto rewards -toda la comunidad que participó en la curaduría de esa obra, participa en la distribución del 1% del valor de venta-, concepto que han denominado “art to 2earn”.

Finalmente, el otro protagonista de estos innovadores de la blockchain es la industria del videojuego que ha incorporado la tecnología blockchain y los modelos P2E o “play to earn” para abrir la puerta a la descentralización.

Ahora los jugadores son dueños de activos digitales que pueden comercializar o simplemente coleccionarlos.

A días de su venta por whitelist, un nuevo juego -Koins.run- corre con la ventaja de haber capitalizado la enseñanza colectiva de la industria y hoy se alza con grandes expectativas.

Los videojuegos ya no son los de antes y en este caso Koins, que está desarrollado sobre la blockchain Polygon, utilizará un sistema de economía dual conformado por un token de utilidad y un token de gobernanza. Además, los Koins serán coleccionables ya que el universo de NFTs contará con una cantidad limitada y exclusiva de Koins. El primer drop estará disponible en el segundo trimestre de 2022.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *