Arena, Fmln, Parker y Ponce modifican PGN 2021, sin consultar a GOES

GANA ya había denunciado las intenciones de estos partidos opositores y de Parker y adelantó que no se prestarían a ese tipo de proceder político porque era evidente la ilegalidad en que incurrieron finalmente los referidos partidos, además de los fines electoreros de los mismos.

Foto: Periódico Equilibrium.

San Salvador. En un madrugón en el que ya se conocía previamente el resultado de la última sesión plenaria de la Asamblea Legislativa en 2020, los diputados de ARENA, FMLN, Mario Ponce y Rodolfo Parker, aprobaron el presupuesto General de la Nación (PGN 2021) emitiendo no uno sino 11 decretos legislativos, algunos de los cuales han sido calificados desde ya por el gobierno como inconstitucionales.

Los Diputados miembros de la Comisión de Hacienda se reunieron para modificar el proyecto presentado por el Ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, y no contó en la plenaria con los votos de GANA, Cambio Democrático y el Diputado no partidario.

GANA ya había denunciado las intenciones de estos dos partidos opositores y de Parker y adelantó que no se prestarían a ese tipo de proceder político porque era evidente la ilegalidad en que incurrieron finalmente los referidos partidos, además de los fines electoreros de los mismos.

Ponce Justificó su apoyo, señalando que no se ha reducido el presupuesto proyectado por el Ejecutivo sino en un poco más de 20, 30 o 40 millones de dólares y que se ha autorizado la reducción de una brecha económica.

El PGN 2021 aprobado con 58 votos de ARENA, FMLN, Mario Ponce y Rodolfo Parker, fue de $7,453.2 millones lo cual contempla una modificación de 285 millones que se desglosa en $20 millones para la Universidad de El Salvador, $5 millones para medidas de bioseguridad que deberá impulsar el Tribunal Supremo Electoral, $7 millones para la FGR, $5 millones para la Corte de Cuentas, $500 mil para el Tribunal de Ética Gubernamental, $5 millones para la PDDH y para la Procuraduría General de la República.

También aprobaron $10 millones al FISDL, $51 millones para la Corte Suprema de Justicia, 98 millones más para el FODES, $60 millones para exguerrilleros y exmilitares y $20 millones para otras áreas (que podrían ser las ONGs).

Para plantear esa asignación, redujeron $450.12 millones al proyecto presentado por el Ejecutivo a través del Ramo de Hacienda de la siguiente forma: $264 millones en inversión pública, $47.1 millones a la Presidencia de la República, afectando así al Organismo de Inteligencia del Estado, la Administración Interna y las secretarías de Innovación, de Prensa de la Presidencia y de Comunicaciones y los gastos de funcionamiento.

Le restan $27 millones a Hacienda, afectando al Fondo de Protección Civil y Mitigación de Desastres, al comercio exterior y a los gastos varios.

Al Ministerio de Defensa le reducen $15 millones en bienes y servicios, $15 millones más a Relaciones Exteriores en bienes de uso y consumo, $1 millón al Ministerio de Gobernación en gastos varios y $8.9 millones al Ministerio de Justicia y Seguridad Pública en compra de vehículos para turismo y $6.9 millones menos para compra de materiales de defensa, fusiles y cartuchos.

Al Ministerio de Economía le reducen $3 millones y al INDES $1 millón de nuevas plazas. Le recortan $22 millones a ANDA para indemnizaciones, $7.9 millones a la publicidad del Gobierno y $25.6 a las consultorías de 17 instituciones del Estado.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *