Alcalde de Candelaria, Cuscatlán, Ricardo Ramírez Flores, deja a Arena

Reclamó que Arena no admite nuevos liderazgos en las bases y que se oponen “a todo lo que va en beneficio de los salvadoreños”. Pero juzga que, lo más grave, es que dicho partido no es una verdadera oposición y que no espera que cambie porque tampoco le interesa lo que piensa, necesita y siente el pueblo salvadoreño.

Foto: Redes sociales.

Candelaria, Cuscatlán. Mediante una carta enviada el pasado 5 de enero a la cúpula del partido Arena, el Alcalde de Candelaria, Ricardo Ramírez Flores, presentó su renuncia irrevocable a dicha entidad política.

Otros concejales también habrían renunciado, según lo destacó el edil, quien argumentó que el partido tricolor abandonó los principios bajo los cuales fue fundado y que la dirección del mismo ha sido tomada por un pequeño grupo.

Así, Arena se ha convertido en un instrumento de los poderes económicos y no del pueblo salvadoreño, justificó Ramírez Flores, quien aclaró que desligado de ese partido, seguirá trabajando, como hasta ahora, por la población que lo eligió.

“Un verdadero republicano es aquél que ejerce el poder que los ciudadanos le otorgan para servir al pueblo y no lucrarse de él o creerse dueño del Estado. Arena abandonó ese republicanismo”, sentenció.

El edil señaló, además, que su renuncia también se fundamenta en el hecho que sus principios y su visión no son compatibles con los que ha adoptado el partido al que perteneció. Reclamó también que Arena no admite nuevos liderazgos en las bases y que se oponen “a todo lo que va en beneficio de los salvadoreños”.

Pero juzga que, lo más grave, es que dicho partido no es una verdadera oposición y que no espera que cambie porque tampoco le interesa lo que piensa, necesita y siente el pueblo salvadoreño.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *