Uso de nuevas tecnologías puede incrementar eficiencia automotriz

Con el incremento en la importación de vehículos y las exigencias del mercado, los distribuidores deben ir adoptando nuevas maneras de ser eficientes en sus operaciones.

Foto: EY/Periódico Equilibrium.

El sector automotriz en El Salvador podría elevar los niveles de dinamismo y eficiencia de sus operaciones, si los distribuidores implementaran nuevas formas para brindar un mejor servicio al cliente a través del uso de las tecnologías.

Esta es la principal conclusión para el país que se desprende del estudio “Panorama del Sector Automotriz en Centroamérica, el auge de la tecnología”, realizado en junio de 2017 por la firma global de consultoría EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

Este sector de la economía salvadoreña ha experimentado un crecimiento del 9% en lo que va de 2017 y podría seguir creciendo, añade el informe, si algunas de esas eficiencias incluyeran elevar la satisfacción de la demanda y otros atributos ligados a la entrega del vehículo como la seguridad de las transacciones, agilidad en los trámites, tiempos de respuesta y servicio al cliente en general.

“Los consumidores están mejor informados que nunca gracias al Internet y a los múltiples sitios de calificación de vehículos a su disposición. Pero nada es más poderoso que la construcción de relaciones duraderas basadas en la confianza con los clientes y prospectos”, indicó Antonio Ruiz, líder del Sector Automotriz de EY Centroamérica, Panamá y RD.

Por ejemplo, la Gestión de las Relaciones con los Clientes o CRM por las siglas en inglés de Customer Relationship Management permite dirigirse al nicho de mercado deseado de manera oportuna y relevante, automatizando la burocracia en trámites de ventas y el mantenimiento de relaciones a largo plazo con los clientes.

En El Salvador, la creciente inseguridad y el ineficiente servicio de transporte público son algunas de las razones detrás del incremento en la importación de autos usados, además del relativamente bajo costo comparado con los vehículos nuevos.

El informe señala también que este comportamiento podría asociarse, entre otros aspectos, a la rapidez con la que los importadores asumen la transformación digital. Es decir, la capacidad que tienen los distribuidores para transformar sus actividades, procesos, modelos de distribución y almacenamiento, competencias, gente y recursos para aprovechar al máximo los beneficios de las tecnologías emergentes.

Un caso de éxito es el Advance Analitycs, que se ha implementado en redes sociales para conocer la percepción de lo que los usuarios expresan, comparar modelos en particular de la misma o de diferentes marcas de autos y conocer las quejas más comunes de los usuarios y llegar al nivel de atención personalizada que exigen.

La adaptación de este tipo de tecnologías resultaría provechosa para la industria automotriz en la medida que permite ofrecer respuestas rápidas para facilitar la toma de decisiones y no perder oportunidades de negocio, abarcando desde la planeación de la demanda hasta cada micro proceso de la cadena de suministro, desde cada una de las ubicaciones en los almacenes hasta la visibilidad entre tiendas o incluso entre compañías cuando existe más de una subsidiaria, añadió Ruiz.

Según cifras del Vice Ministerio de Transporte (VMT), el parque automotor a diciembre 2016 era de 1.018.584 unidades. La mayoría de ellas está concentrada en el departamento de San Salvador, donde circulan 416.255 vehículos, de los cuales 72.495 son motocicletas.

Adicionalmente, El Salvador se encuentra entre los 10 primeros países de Latinoamérica con mejor infraestructura vial. En Centroamérica se ubica en las primeras posiciones junto a Panamá; y a nivel mundial ocupa el puesto #57.

Con el incremento en la importación de vehículos y las exigencias del mercado, los distribuidores deben ir adoptando nuevas maneras de ser eficientes en sus operaciones e innovar constantemente para brindar un servicio de calidad.

Algunas buenas prácticas que se han venido implementando gradualmente, explica el reporte de EY, se detallan a continuación:

CRM

En la actualidad los consumidores están mejor informados que nunca gracias al Internet y los múltiples sitios de calificación de vehículos a su disposición. Sin embargo, nada es más poderoso que la construcción de relaciones duraderas basadas en la confianza con los clientes y prospectos. Un CRM permite dirigirse a target de mercado deseado de manera oportuna, eficiente y relevante. Permite automatizar la burocracia en trámites de ventas y el mantenimiento de relaciones a largo plazo con los clientes. A los distribuidores de autos les ha permitido comunicarse con sus clientes y posibles clientes de forma personalizada, relevante y significativa, realizando un seguimiento directo de las actividades y un servicio al cliente con un enfoque personalizado.

Implementación de ERP

Los ERP’s permiten crear una cadena de suministro controlada por la demanda y centrada en los clientes. Brinda respuesta rápida para facilitar la toma de decisiones y no perder oportunidades de negocio. Los proveedores de software ERP para la industria abarcan desde la planeación de la demanda hasta cada micro proceso de la cadena de suministro, desde cada una de las ubicaciones en los almacenes hasta la visibilidad entre tiendas o incluso entre compañías cuando existe más de una subsidiaria.

Transformación digital

Se basa en la capacidad y el apoyo que tendrían los distribuidores para transformar sus actividades, procesos, modelos de distribución y almacenamiento, competencias, gente y recursos para aprovechar al máximo los beneficios de las tecnologías emergentes. Entre estas destacan el desarrollo de aplicaciones como clientes móviles. Servicios de software como: Arquitectura, internet de las cosas.

En Social Media Advance Analitycs se han implementado proyectos para que por medio de lo que los usuarios expresan en redes sociales se pueda conocer su percepción y comparar modelos en particular de la misma o de diferentes marcas de autos, esto también se ha utilizado para conocer las quejas más comunes de los usuarios y llegar al nivel de atención personalizada que exigen.

Inteligencia artificial (IA)

En los últimos años, la IA ha avanzado a pasos agigantados: casi todas las personas utilizamos teléfonos inteligentes que reconocen nuestras voces o poseen reconocimiento de imágenes. En los países que manufacturan autos, como México y Europa los carros autónomos y drones automatizados se encuentran en etapas de prueba para su lanzamiento. Hemos visto como en ciertas áreas de memoria y aprendizaje, las máquinas superan a los humanos, por ejemplo Watson (un sistema de inteligencia artificial), quien ha derrotado a los mejores competidores humanos en el juego Jeopardy.

Las máquinas pueden procesar mucha más información de la mente humana y con el uso de Robotics la inteligencia artificial (IA) permite mejorar la productividad, eliminar el error humano, estabilizar y estandarizar los procesos.

Robótica

Los robots son ideales para realizar tareas muy repetitivas o peligrosas para las personas, y pueden trabajar las 24 horas del día con menores costos que los trabajadores humanos. No obstante, la supervisión humana siempre va a ser necesaria.

La robótica también se utilizaría en el almacenamiento logístico de los automóviles con la finalidad de mejorar los costos en la gestión de tiempo y espacio. En los países donde se

manufacturan los automóviles se requiere de mayor automatización de procesos para responder a la demanda y para resguardar sus activos y a sus trabajadores. Sin embargo, con el incremento en la importación de autos en Centroamérica la gestión debe automatizarse cada vez más.

Blockchain

Esta tecnología permite mantener un libro de registros de operaciones en una base de datos compartida. Es similar a un “libro de acontecimientos digitales” compartido por muchas personas, de esta manera puede crear un registro “incorruptible” de eventos. En la industria automotriz se ha implementado el blockchain en la creación de vehículos autónomos seguros y confiables. La idea se basa en permitir la agrupación de datos de propietarios de vehículos, administradoras de flotas y fabricantes, para acortar el tiempo en el que se establecen procesos para la seguridad, eficiencia y conveniencia de la conducción autónoma y asegurar sus beneficios.

Toyota por ejemplo está desarrollando esta aplicación en conjunto con el MIT’s Media Lab y también utiliza blockchain para los procesos de demanda de vehículos.

Opciones para compartir nuestro contenido