Ticos acusados de estafa agravada son declarados inocentes

La FGR no pudo establecer la participación de los hermanos Liberman en los hechos que les imputaba y fueron sobreseídos de forma definitiva.

Foto: CJIM/Periódico Equilibrium.

El Juzgado 7° de Instrucción de San Salvador, sobreseyó de forma definitiva a Jack Liberman y Gary Liberman, del delito de estafa agravada que se les acusaba en perjuicio de una sociedad anónima.

“En la Audiencia Preliminar no se estableció su participación en el ilícito”, consideró el titular del tribunal, consigna el Centro Judicial Isidro Menéndez.

Según la Fiscalía, en su calidad de propietarios de la empresa de capital costarricense, Modern Plastics, ordenaron a su Gerente General en El Salvador, falsificar quedan para cobrar servicios prestados a la sociedad ofendida por un monto de $274 mil dólares, entre el 27 de enero de 2013 y febrero de 2014.

La FGR que acostumbra, en muchas oportunidades, presentar a testigos criteriados para ganar sus casos, utilizó a un exempleado de los empresarios, quien declaró haber alterado esos documentos financieros por órdenes de su superior, es decir Jack Liberman, con el objetivo de hacer volumen de cobros y quedarse con el dinero.

Según el abogado Roberto Girón Flores, este proceso “le causó a sus cliente un daño moral, aunque como empresarios no les afectó en Costa Rica porque son personas de una gran trayectoria empresarial, por lo que se reservaran el derecho de acusar por denuncia calumniosa”, señaló.

La lectura de la defensa es que un administrador costarricense de la empresa en El Salvador, desde 2013 falsificó documentos, haciendo creer que los Liberman recibía dinero en este país.

Opciones para compartir nuestro contenido