Sequía severa en oriente reporta el MARN

En el océano Atlántico la temperatura se mantiene fría y su anomalía es negativa, como resultado diminuye la actividad de ondas tropicales. 

Foto: MARN/Periódico Equilibrium.

Una combinación de sequías afecta el territorio nacional desde el 22 de junio pasado, pero la zona oriental es la más afectada porque alcanzó la categoría de severa y contabiliza 18 días secos consecutivos, especialmente en los departamentos de Usulután, San Miguel, Morazán y La Unión.

Según el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, hasta el pasado lunes parte de Chalatenango, San Salvador, La Libertad, Ahuachapán y Cuscatlán (en color verde) registraban una sequía débil, mientras que el resto de zonas sequía moderada (en color amarillo).

Las lluvias que cayeron el mismo lunes se concentraron en la zona centro y noroccidental del país por lo que la sequía en estas zonas se cortó, explicó un equipo técnico del MARN.

El Mapa que se muestra en la foto principal contiene las diferentes áreas afectadas por las sequías en el territorio nacional, dice el equipo, el cual ilustró que durante la época de lluvias, cuando deja de llover entre cinco y diez días consecutivos, la sequía es de intensidad débil; si el periodo seco es de 11 a 15 días consecutivos, es moderada; y si alcanza 16 ó más días, es considera de intensidad fuerte o severa.

Las anomalías de la temperatura de la superficie en el océano Pacífico Ecuatorial ya están con las anomalías positiva, es decir, más cálidas de lo normal. Lo anterior confirma la continuidad hacia la formación del fenómeno de El Niño durante el segundo semestre de 2018.

Similar condición presenta las aguas poco profundas que se han estado calentando y expandiendo hacia el Este de dicho océano.
El pronóstico del ENOS generado con los modelos mundiales, otorgan para los próximos meses creciente probabilidad sobre el 55% que el fenómeno se desarrolle completamente.

Por otro lado, en el océano Atlántico la temperatura se mantiene fría y su anomalía es negativa, como resultado ha ocasionado diminución de actividad de ondas tropicales. Ambas situaciones desmejoran la producción de lluvias en El Salvador.

La combinación de ambas temperaturas oceánicas generalmente es una condición muy favorable para la restricción de lluvias y además ocasiona flujo de Este acelerado sobre el mar Caribe y Centroamérica, lo cual típicamente limita la formación de nubosidad y, como consecuencia, la producción de lluvias en nuestro país.

De acuerdo al análisis de los modelos numéricos, las precipitaciones continuarán con restricción durante el período del 9 al 23 de julio del 2018. El viento alisio acelerado continuará reduciendo la producción de lluvias ocasionadas por las ondas tropicales en este período.

Por lo general las lluvias serán aisladas y solo al paso de las ondas tropicales serán de aisladas a dispersas principalmente en la cadena volcánica y zona norte del centro y occidente.

Durante los próximos meses se estima que la evolución de la temperatura superficial del mar en el océano Pacífico alcanzará categoría de El Niño y en el océano Atlántico persistirán las aguas frías. Por lo anterior continuarán algunas irregularidades en la lluvia, sostuvo la Dirección General de Observatorio Ambiental.

Opciones para compartir nuestro contenido