Separación de niñez migrante desaprobada incluso por republicanos

Menores de edad que han cruzado la frontera entre Estados Unidos y México, en busca de sus padres, ha sido detenidos y obligados a permanecer en condiciones inseguras e inhumanas.

Foto: OIM/Periódico Equilibrium.

El Presidente estadounidense, Donald Trump está empecinado en lograr que su país no se convierta en un “campamento de migrantes” ilegales y desde mayo pasado con su plan de cero tolerancia ha separado a al menos 2 mil menores de edad, de sus padres.

Esa es una forma de presión a la que apuesta, para desincentivar la migración ilegal, pero ahora, los mismos republicanos, han manifestado que tienen que terminar con esa separación.

En tanto, la Directora de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) Henrietta Fore, ha dicho que “los niños no deben ser separados de sus familias por su estatus migratorio” y ha expresado su esperanza de que Estados Unidos priorice el interés superior de los niños refugiados y migrantes en la aplicación de los procedimientos y leyes de asilo.

Diversos grupos de derechos humanos e iglesias han expresado su desaprobación ante la medida que significa encerrar a menores de edad en especies de jaulas.

“Las historias de niños, algunos de ellos aún bebés, separados de sus padres mientras buscan seguridad en Estados Unidos son desgarradoras”, ha dicho Fore.

Y agregó que, sin importar de dónde vienen ni cuál es su estatus migratorio, son ante todo niños. Aquellos que no tuvieron más opción que huir de sus hogares tienen derecho a estar protegidos, acceder a servicios esenciales y estar con sus familias, como todos los niños, reiteró.

Opciones para compartir nuestro contenido