Semana violenta costó la vida de tres soldados y tres policías

Solo el jueves de la semana anterior hubo 20 homicidios. En la foto se muestra el coche bomba activado la mañana de este lunes en Soyapango, al paso de una patrulla policial.

Foto: PNC/Periódico Equilibrium.

Entre la semana pasada y el primer día de la presente, tres soldados y tres agentes de la PNC fueron asesinados de forma “cobarde”, como lo sostienen las autoridades policiales, en medio de una jornada delictiva violenta.

Todos las víctimas fueron atacadas a traición, cuando estaban vulnerables, refirió el Director de la PNC, Howard Cotto, como el caso del Sargento de la Policía, Pedro Antonio Galeas Crespo, quien en uniforme deportivo mientras se preparaba para jugar en una cancha de San Miguel, un partido de fútbol, como lo hacía casi cada domingo.

Ahí, dos miembros de una agrupación terrorista que se había filtrado entre las personas que se aprestaban a ver el partido, le dispararon varias veces por la espalda; luego huyeron un vehículo Pontiac, mismo que posteriormente fue encontrado en la colonia La Presita.

El vehículo presentaba dos perforaciones producidas por impactos de bala, porque al huir, compañeros de profesión del Sargento Galeas Crespo, quien era Jefe del puesto de El Zamorano, en Usulután, intentaron detener a los asesinos.

Ese mismo domingo fueron asesinados dos soldados que estaban de licencia, en Ahuachapán; uno en el cantón Los Magueyes y otro el cantón El Junquillo, la víctima de este último hecho fue identificada como Víctima William Alfredo Zarceño Sandoval de 23 años; mientras en el cantón Las Granadillas, de Santa Tecla, un cabo de la Fuerza Armada, también fue muerto a tiros.

En Sonzacate, departamento de Sonsonate, también murió a manos de la delincuencia un agente de la PNC.

Mientras tanto, la FGR de San Miguel informó que en horas de la madrugada del domingo, hubo un triple homicidio en la calle que conduce al caserío Casa Mota del cantón Agua Zarca. Las víctimas tenían edades que oscilaban entre los 17, 22 y 29, se presume que se trata de miembros de grupos delictivos que operan en esa zona.

Otros casos

El sábado 27, la oficina de la FGR en Cojutepeque informó de dos cadáveres encontrados en estado de descomposición; el primero es el de un hombre que estaba al interior de una vivienda en colonia Cuscatlán. Se estimó de 5 a 6 días de fallecido; el segundo, es el de una persona localizada en caserío El Chichipate, cantón El Carao, del municipio de Intipucá, La Unión. Se estimó que había fallecido hace 15 días.

A estos casos se suman el de la muerte de una persona más en avenida Delgado, colonia Lirios, de Quezaltepeque; mientras que en Santa Ana un agente de la PNC falleció y otro resultó lesionado al enfrentarse con pandilleros en el Barrio San Rafael. El agente murió en el hospital.

También en el interior del cementerio municipal de Jucuarán fue asesinado un hombre y, otro más, en calle al Volcán, pasaje San Bartolo, cantón San Antonio Abad, de San Salvador

En el cantón Santa Teresa, de Santiago Nonualco, La Paz fue asesinado otro soldado y un cadáver más fue encontrado semienterrado en cantón La Esperanza, jurisdicción de Olocuilta, en el mismo departamento. En Sociedad, Morazán, también un hombre murió tras ser atacado por delincuentes.

Finalmente, la FGR reportó el homicidio de otro hombre en cerro Pacho, Planes de La Laguna, caserío San Juan Las Minas, de Santa Ana.

Opciones para compartir nuestro contenido
Publicidad