Seleccionan a diez salvadoreños para subasta latinoamericana más importante de C.A.

En esta ocasión se presentan 125 obras de artistas jóvenes o grandes maestros, algunos de los cuales ya no están físicamente. En la foto, la obra de David Duke Mental «Retrato del mañana 0000302».

Fotos: Cortesía.

La famosa subasta de arte latinoamericano, conocida como Juannio y que cada años es realizada en beneficio del Instituto Neurológico de Guatemala (ING) tuvo en 2019 a diez salvadoreños participantes en su calidad de seleccionados e invitados.

Así lo dio a conocer el artista David Duke Mental, uno de los cinco seleccionados junto a Boris Ciudad Real, Diego Cubías, Guillermo Araujo y Olando Villatoro; en tanto los artista invitados son Santiago Valladares, Alex Cuchilla, Mauricio Esquivel, Marco Valencia y Luis Cornejo.

Juannio inició en 1964 con el objetivo de apoyar económicamente al Instituto Neurológico de Guatemala, establecido en 1961 como una institución única, privada, no lucrativa, dedicada a la atención de niñez y juventud de escasos recursos con necesidades educativas especiales.

La totalidad de las ganancias que se obtienen de la subasta de arte es donada anualmente al ING, para financiar aproximadamente la mitad de su presupuesto.

Pintura de Marco Valencia, bajo el título «Bosque Místico».

Con más de 50 años de labor, JUANNIO es un punto de referencia para las artes visuales contemporáneas de la región. Cada año, se escogen curadores de reconocida carrera para seleccionar las obras para la subasta, la cual posiciona obras de artistas emergentes ganadoras en el concurso, obras de artistas nacionales e internacionales invitados y de grandes maestros de la plástica.

Por un error involuntario, se consigna que son diez salvadoreños, cuando lo correcto es «15 salvadoreños», los no consignados en esta nota son Patricio Majano, Cecilia Cruz, Arturo Beltrán, Katia Miranda y Carlos Velas.

JUANNIO organiza además una segunda subasta al año llamada Artgala,con el mismo objetivo benéfico, así como otras actividades de recaudación. Es además una plataforma para la consignación y el mercado secundario de obras de arte nacional, principalmente.

La subasta, que al mismo tiempo es una exposición, se realiza en el museo Nacional de Arqueología y Etnología y, además de las finalidades ya descritas anteriormente, también pretende incitar al coleccionismo del más alto nivel, así como promover el arte y las causas filantrópicas dentro de la sociedad guatemalteca, especialmente en la juventud.

Opciones para compartir nuestro contenido