Santa Ana vio nacer una estrella del tenis de mesa

“Primero quiero ganar en Costa Rica y luego estar en el evento Latinoameri-cano de Esperanzas, en Puerto Rico”, propone la juvenil tenista.

 

Foto: Indes/Periódico Equilibrium.

Los sueños comienzan a tener forma para Nicolle González, una chica santaneca quien, con apenas 11 años, es la única salvadoreña que este año pudo clasificar al Campamento y Desafío de Esperanzas Continental de tenis de mesa, a desarrollarse del 29 de septiembre al 6 de octubre, en Puerto Rico.

El miércoles, Nicolle recibió dos de las tres medallas de bronce que obtuvo El Salvador en el Campeonato Centroamericano U11 y U13, que finalizó en el Palacio de los Deportes Carlos “Famoso” Hernández.

El evento fue ganado por Guatemala tras acumular ocho medallas de oro, dos de plata y 13 de bronce; el segundo puesto fue para México, por sus cuatro oros, cinco platas y cinco bronces;y el tercer lugar se lo llevó Costa Rica, con dos oros, cinco de plata y un bronce.

El Salvador ganó tres medallas, de las cuales Nicolle ganó una por equipos y otra en dobles femeninos, en pareja con Gabriela González. La otra medalla de bronce fue ganada en los dobles masculinos por Daniel Mendoza y Luis Zelaya.

“Estoy feliz por haber ganado una medalla para El Salvador, porque somos muchas niñas las que estamos participando y gracias a mis profesores y a todos por darme la oportunidad de estar acá”, dijo.

Ahora la visión de Nicolle se enfocará en su participación en los próximos Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos, nivel primario, que se efectuarán en Costa Rica.

“Primero quiero ganar en Costa Rica y luego estar en el evento Latinoamericano de Esperanzas, en Puerto Rico”, propone la juvenil tenista.

Opciones para compartir nuestro contenido