Renovarían por ley flota de buses para evitar contaminación del aire

El Salvador ocupa la posición número 10 de las ciudades con mayor contamina-ción atmosférica en América Latina, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Foto: MARN/Periódico Equilibrium.

El Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (Conasav) encabezado por la Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Polh, busca tener el apoyo de la Asamblea Legislativa para lograr que el parque         vehicular sea renovado por ley y se reduzca la contaminación del aire.

Para ello ha presentado un pliego de reformas legales para lograr un mayor control del material particulado (pequeños fragmentos contaminantes absorbidos por el organismo)

La flota de buses del transporte público solo representa un 2.2 % del parque vehicular, pero genera el 51% de material particulado, lo que mantiene a El Salvador entre los diez primeros países más contaminados de América Latina.

Para superar este problema, el Conasav propone reformar 13 artículos de la Ley de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial.

Las autoridades explicaron que esta propuesta de reforma a la Ley de Transporte es el resultado de una serie de consultas realizadas por la Comisión del Aire Puro, conformada por especialistas y personal técnico en el tema.

El pleno del Conasav, conformado por representantes de la empresa privada, academia, gobierno, organizaciones ambientalistas, Iglesia y organismos de cooperación internacional, cuerpo diplomático y sociedad civil, está de acuerdo en las reformas.

Una de las reformas reza , respecto al artículo 32 la Ley del Transporte Terrestre Tránsito y Seguridad Vial, lo siguiente:

“Toda persona natural o jurídica a la que se le haya autorizado para la prestación del servicio de transporte colectivo de pasajeros, estará obligada a brindar el servicio en unidades de transporte que garanticen la seguridad de los usuarios y la conservación del medio ambiente, pudiendo la autoridad que confirió la autorización exigir utilización de vehículos cuyo modelo y estado cumpla con normas aceptables para tal objeto. Las líneas y rutas son propiedad del Estado, las cuales son otorgadas en concesión a los prestatarios a través del Viceministerio de Transporte”.

En cuanto al artículo 34, se establece en la reforma que “Los vehículos dedicados al servicio del transporte público de pasajeros, no deberán exceder de los veinte años de fabricación, por tanto, se establece la renovación gradual del parque vehicular de autobuses del transporte público con tecnologías más eficientes, que emitan menores niveles de gases, humos, partículas y ruidos.

Y el artículo 100 se reforma así: “Se prohíbe que circulen vehículos automotores que utilicen o contengan más de trece milésimas de gramo de plomo por litro de combustible como aditivo (0.013 g Pb/Litro), para uso en vehículos automotores que transiten por las vías terrestres del país. Además, se prohíbe el uso de diésel como combustible en automotores, que contenga como impureza azufre que sobrepase el límite estándar permisible por el Reglamento Técnico Centroamericano RTCA 75.02.17:13 Productos de Petróleo. Aceite Combustible Diesel. Especificaciones; de protección al Medio Ambiente e Hidrocarburos”.

Los anteriores solo son tres de los 13 artículos a reformar.

Opciones para compartir nuestro contenido