Presión Nacional e internacional obliga a A.L. a escuchar a sectores por Ley de Reconciliación

Grupos de la sociedad civil han pedido a la Asamblea que la Comisión Política escuche sus puntos de vista sobre la obligato-riedad de no admitir impunidad en casos de violación a DD.HH.

Foto: Periódico Equilibrium.

Hasta el miércoles pasado, la convocatoria de las autoridades de la Asamblea Legislativa se cifraba en su urgencia por aprobar la Ley Especial Transicional y Restaurativa para la Reconciliación Nacional que en el fondo, dicen las voces críticas, es una Ley de Amnistía disfrazada.

Este jueves se esperaba que en la sesión ordinaria del pleno legislativo diera paso a lo que el Presidente electo, Nayib Bukele, dio en llamar una ley express.

Pero pasadas las horas y luego que tanto la ONU como la Unión Europea, entre otros, cuestionaran algunas disposiciones del proyecto propuesto, el tema no fue abordado y se ha quedado, hoy por hoy, en el tintero. Bukele y su equipo dicen que es producto de la presión.

Se conoció que aparte de la oposición del grupo parlamentario de GANA, del Diputado Independiente, y del único Diputado de Cambio Democrático, también hay diputados del mismo partido ARENA, del PDC y del PCN que no darían sus votos.

“Siempre he dicho que los políticos nos debemos al pueblo y por ello NO daré mi voto a la Ley de Amnistía ni a la ley Mordaza que está en discusión. No podemos desconocer lo que sufrimos en el conflicto armado ni bloquear los derechos que hemos logrado, como la libre expresión”, escribió en sus redes sociales el Diputado del Partido Demócrata Cristiano, Reynaldo Carballo.

Después de este alto momentáneo en los intentos por aprobar una ley de reconciliación, se acordó la noche de este jueves convocar a la Comisión política para el lunes próximo a las 11:30 a.m., para conocer un cuadro comparativo y enviar a las instituciones los documentos presentado por Juan José Martel y el de la misma comisión a las diferentes instituciones y también se invitará a las iglesias para escucharlas.

El grupo parlamentario del PDC escribió que se analiza la opción de sesionar la próxima semana con el objetivo de conocer el anteproyecto de Ley Especial Transicional y Restaurativa para la Reconciliación Nacional y lograr consensos de acuerdo a la iniciativa presentada por diferentes instituciones.

Antes de este alto en el camino para replantear el proyecto, el excandidato presidencial del FMLN, Hugo Martínez, había exhortado a los diputados de su partido a escuchar a las víctimas, antes de votar.

“Ninguna ley de reconciliación que ignore las propuestas de las víctimas podrá cumplir con su cometido. Hago un llamado a los diputados a tomar en cuenta las opiniones de las víctimas para cualquier iniciativa de ley en este campo”, reiteró.

En tanto la Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, escribió en sus redes sociales que EE.UU. cree que una ley de reconciliación nacional en El Salvador debe incluir un proceso transparente e inclusivo para garantizar rendición de cuentas y proteger el derecho de las víctimas a buscar justicia. “Transparencia, rendición de cuentas y justicia, vitales para verdadera reconciliación”, reiteró.

Breier es parte de la comitiva que representará al Presidente estadounidense, Donald Trump, en la toma de posesión del Presidente electo Nayib Bukele, el próximo 1 de junio.

“Orgullosos de formar parte de delegación que representa a @POTUS en la posesión de @nayibbukele. Esperamos poder profundizar nuestra relación de colaboración con la nueva administración para crear un #ElSalvador más seguro y próspero, y fortalecer la democracia en la región, dijo .

Opciones para compartir nuestro contenido