Premios florales y más talentos

La Secretaría de Cultura de la Presidencia (Secultura) premia a quienes ganaron en la primera convocatoria de los Juegos Florales 2017, para Occidente y Santa Tecla.

 

Foto: Secultura/Periódico Equilibrium.

La Secretaria de Cultura de la Presidencia, Silvia Elena Regalado, y representantes de la Comisión Nacional Organizadora de los Juegos Florales, entregaron premios a quienes ganaron los concursos de los Juegos Florales 2017 en la zona occidental y Santa Tecla.

Las nuevas promesas literarias representan para Regalado “una fusión generacional” que será capaz de romper “nuestros propios esquemas».

En Santa Ana, el jurado compuesto por Alexander Córdova, Aída Párraga y Francisco Ramos Aguilar, otorgaron el premio de los XXVI Juegos Florales en la rama de teatro infantil a Lorena Juárez Saavedra, por su obra “Caramelo asoma su nariz”, lo que la ha convertido en Gran Maestre en teatro infantil.

Su obra posee un sentido fantástico, romántico y de aventura; asimismo, por el buen tratamiento del tema de la muerte a través de la fantasía y la ilusión, que incluye el rito de pueblos originarios, han juzgado miembros del jurado.

Esta es la tercer ocasión que Juárez Saavedra gana un premio. “Nos sentimos motivados también a participar en certámenes literarios a nivel internacional, y transcender así nuestras fronteras con el arte literario», expresó.

En tanto, el premio único de los XXVII Juegos Florales de Sonsonate en el género de poesía infantil se le concedió a Humberto Danilo Gámez con la obra “El circo de octubre y otros poemas”.

Según el dictamen del jurado, integrado por Guadalupe Castellanos, Alberto Pocasangre y Roxana Beltrán Cantarel, la obra tiene un buen manejo de lenguaje y metáforas que desarrollan la imaginación; además,  logra un buen ritmo y rima interna con soltura; los temas son sencillos.

En los XXIII Juegos Florales de Ahuachapán en la rama de cuento, el ganador fue Carlos Alberto Saz, con la obra “Cuentos de mi tierra”, enviada con el seudónimo “Carmelina Silvestre”.

El jurado compuesto por Sigfredo Ulloa Saavedra, Rafael Ochoa Gómez y Mario Alberto Pleitez,  eligió la obra por los elementos maravillosos y fantásticos a partir de los cuales se ofrece una vía de solución al conflicto; asimismo, por el trabajo  estilístico de la prosopografía y el carácter simbólico y alegórico de los relatos.

Alberto Quiñónez Castro, fue el ganador de los XXV Juegos Florales de Santa Tecla en la rama de Poesía, con  la obra “Del imposible retorno”, enviada con el seudónimo “Agustín”.

Para el   jurado calificador integrado por Pablo Benítez, Claudia Meyer y René Figueroa, esta obra destaca por  su construcción sólida y universo cerrado y continuo;  asimismo, por el ritmo fluido y lenguaje depurado.

De igual manera, por su texto rico en imágenes, bien construidas, oportunas y muy visuales.

Según  los datos proporcionados por la comisión, para esta primera convocatoria 2017, se registraron  57  manuscritos: 17 presentados en cuento (provenientes de Ahuachapán), 5 en teatro infantil (de Santa Ana), 11 en poesía infantil (Sonsonate)  y 24 en poesía (Santa Tecla).

Opciones para compartir nuestro contenido