Pobladores temen sufrir inundaciones de Laguna El Espino, en Ahuachapán


Texto y foto: Omar Morán.

Los pobladores residentes en las comunidades aledañas a la Laguna El Espino, de Ahuachapán, temen sufrir de inundaciones por los desbordamientos que este ojo de agua sufre en período de lluvias.

Según lo manifestaron ya son cerca de cinco años que experimentan anegaciones en sus viviendas y terrenos; la peor de éstas, fue la causada por la depresión tropical 12E, ocurrida en octubre del año pasado.

Este fenómeno natural, que provocó muertes humanas y pérdidas millonarias en cultivos y viviendas en territorio centroamericano, afectó también varios negocios y a unas doscientas familias residentes en las comunidades Las Brisas, El Carmen, El Campestre, La Lechera y Venecia.

Falta aproximadamente un mes para que un nuevo período de invierno inicie y los residentes de estas comunidades creen que la historia se repetirá, esto debido a que ninguna autoridad local ha ejecutado obras de mitigación en la zona.

“El año pasado, durante la inundación, vinieron las autoridades de Protección Civil y de la alcaldía, nos querían evacuar, pero mejor nos fuimos a albergar a una iglesia que está en nuestra misma comunidad”, comenta Delmy Nohemy Madrid, residente en la colonia Las Brisas.

Indicó que en esa ocasión las autoridades les manifestaron que verían la manera de cómo hacer algún tipo de obra que les permitiera desaguar la alguna hacia alguna quebrada cercana. “Dicen que quieren hacer un desagüe en un sector de la laguna, pero al parecer el dueño del terreno donde harían esa obra no quiere dar los permisos para que hagan los trabajos”, dijo Madrid.

Esta versión fue confirmada por Oscar Edgardo Catalán, otro lugareño que el año pasado tuvo que dejar su vivienda y vivir durante varias semanas con unos parientes a causa del desbordamiento de la laguna, “Dicen que el dueño de una propiedad no quiere dar la autorización para hacer  el desagüe, así que solo Dios sabe como nos irá este año”, aseveró.

Este hombre recuerda que durante la depresión tropical 12E, sólo en la colonia Las Brisas resultaron damnificadas unas cincuenta familias, explicó que en esa ocasión el nivel de la laguna subió casi dos metros, lo que provocó pérdidas materiales como ropa y electrodomésticos.

Un fuerte esfuerzo

El Coordinador Departamental de Protección civil y Gobernador de Ahuachapán, Salvador Gómez, aseguró que luego de la última inundación registrada el año pasado se comenzó a trabajar de manera interinstitucional para ver la manera como se le ayudaba a los pobladores.

Agregó que como primer paso, el año pasado pactaron una reunión entre el alcalde de Ahuachapán, Rafael Morán Orellana,  y el Secretario de Vulnerabilidad, Jorge Meléndez. Esa reunión sirvió para que se coordinara el trabajo que varios técnicos de Protección Civil y de la comuna realizaron en la zona.”

Estas personas hicieron el levantamiento técnico de la laguna y han hecho la recomendación de donde se podría hacer el desagüe artificial, «creo que en este momento el inconveniente es que hay unas propiedades privadas y no hay un acuerdo con los propietarios para desarrollar las recomendaciones que se han dado  para hacer el desagüe artificial”, dijo.

Reconoció que esta obra es cara y que el Gobierno Central tendría que apoyarla.

El gobernador agregó que en caso que estas personas se vean nuevamente afectadas,  cuentan con los albergues para asistir a los damnificados; para evitar desgracias mayores se han capacitado solo en la zona a trece comisiones que son conformadas por veinte personas cada una.

Opciones para compartir nuestro contenido