PDDH: Estado debe resarcir daño por tortura

 

Morales

La indagación de violaciones a derechos humanos que realiza esta Procuraduría refleja una  reducción de la comisión de la tortura en los últimos años, pero se continúan registrando denuncias por tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Foto: Periódico Equilibrium.

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, ha dirigido un mensaje a la población, en ocasión de conmemorarse el “Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura”.

Con la tortura se trata de destruir la personalidad de la víctima despreciando la dignidad intrínseca de todo ser humano, siendo su práctica uno de los actos más aborrecibles que los seres humanos cometen contra sus semejantes, ha expresado el titular de la PDDH.

La tortura es un crimen prohibido a todos los Estados miembros de la comunidad internacional, aun si un Estado no ha ratificado los tratados internacionales en los que se prohíbe explícitamente, recordó el funcionario.

En el pasado conflicto armado que vivió El Salvador, el crimen de tortura se convirtió en una práctica sistemática como política de terrorismo de Estado, miles de personas fueron torturadas, muchas de ellas luego fueron también víctimas de ejecuciones arbitrarias o desaparición forzada.

Pero en los Acuerdos de Paz no fueron creadas políticas encaminadas a la reparación integral de las víctimas directas e indirectas de este delito.

En tal sentido, Morales reiteró su llamado al Estado salvadoreño a resarcir el daño que se les causó  y se está causando a las personas víctimas del flagelo de la tortura y que adopte medidas de reparación y la erradicación totalmente de la tortura.

Opciones para compartir nuestro contenido