Obteniendo autoridad de viaje con Advanced Parole, para compatriotas TPS

Si fue previamente ordenado a ser deportado, antes de viajar con “advance parole”, consulte con un abogado de inmigración especializado en esta materia.

Por: Ramón Cardona/Centro Latino Cuscatlán en EE. UU.

El pasado 19 de marzo fue el último día para que los beneficiarios salvadoreños del programa Estado de Protección Temporal, conocido por sus siglas en inglés – TPS, enviaran su solicitud de reinscripción. Al aprobarse, recibirán un estatus legal válido hasta el 9 de septiembre de 2019.

Esta es la última reinscripción al programa TPS después que la Administración Trump decidiera terminar con el programa aduciendo que El Salvador ya superó la crisis de la destrucción acontecida por los terremotos del 2001 y por lo tanto reúne las condiciones para poder absorber y reinsertar en su seno a los tepesianos que regresarían al país.

El final del TPS afectaría a los más de 170,000 beneficiarios. Quedarse sin un estatus legal y sin permiso de trabajo, significará un serio golpe a su estabilidad emocional, económica, laboral, más el temor de saberse vulnerable a un posible arresto por las autoridades de migración. Este escenario de temor e incertidumbre es más crítico para los que enfrentan una orden de deportación previa.

He aquí la urgencia de que los tepesianos, en el tiempo que les queda hasta el 9 de septiembre de 2019, se asesoren sobre las opciones legales que existen y que les pueda facilitar un posible trámite para la residencia permanente, o la posibilidad de extender su estatus legal migratorio (residencia por familiar inmediato estadounidense, hijo en las fuerzas armadas del país, Visa U para víctimas de crimen, etc). Para la mayoría que no entraron legalmente a los EE. UU. o ya viajaron en el pasado con permiso especial, la recomendación urgente e inmediata es viajar con autorización bajo “advance parole”.

Para los tepesianos solicitar el permiso especial para viajar requiere llenar el formulario I-131 y dar la razón del porque necesitan viajar (no necesitan presentar evidencia).

Hay dos razones por las cuales viajar con “advanced parole”. Primero, al reingresar a los Estados Unidos usted entra de forma legal y bajo inspección lo cual es un requisito para que un familiar inmediato estadounidense, cónyuge o hijo mayor de 21 años pueda patrocinarlo para la residencia permanente. Sí usted tiene hijos nacidos en los EE. UU. y aunque por el momento solo cuentan con 14 o 15 años, viajando con autorización de “advance parole” y entrando legalmente, usted podrá aplicar por la tarjeta de residencia cuando su hijo/a llegue a los 21 años,

La segunda razón por la cual urge que los tepesianos viajen por este método son aquellos que previamente fueron ordenados a ser deportados. Aunque no está del todo claro que al viajar con “advanced parole” descargará la orden de deportación, una cosa sí es segura, que al no salir del país las autoridades policiacas de Aduana e Inmigración – ICE, buscarán deportarle después de que ya no tenga el amparo del TPS. La lógica de esta hipótesis es que la administración Trump ha ordenado buscar con prioridad a aquellos con órdenes de deportación previa. Cuando el TPS termine se acaba el potente escudo de amparo que han tenido por casi 20 años.

Quien tenga una orden de deportación y sale del país con autorización y reingresa legalmente a los EE. UU, agrega una defensa y protección de no ser deportado de forma rápida. Si el Departamento de Seguridad Interna tratara de aplicar la orden de deportación previa, tendría que recurrir a una segunda orden de deportación de la corte de inmigración para proceder dentro de los cánones de la ley.

Muchos no deciden hacer este viaje por el temor que al retornar ya no los dejen entrar a los EE. UU., en nuestras indagaciones no hemos encontrado tan solo una persona que por el hecho de ser TPS ya no le permitan el reingreso. Es un temor sin fundamento alguno.

Con el permiso de “advance parole” y retornando durante el tiempo autorizado, el Departamento de Seguridad Interna no puede detenerlo o prevenir a que no entre a los EE. UU. Aunque hay excepciones, en casos que usted haya sido encontrado culpable de un crimen desde el momento que usted aplicó por el permiso, o usted no fue veraz y omitió información sobre delitos anteriores en sus aplicaciones del TPS, aunque estas hayan sido aprobadas en cada reinscripción.

Si fue previamente ordenado a ser deportado, antes de viajar con Advance Parole, consulte con un abogado de inmigración especializado en esta materia para determinar si es posible que en el futuro podrá reabrir su caso y cancelar su orden de deportación.

Opciones para compartir nuestro contenido