Niños de zonas pobres en Zaragoza tienen servicio de peluquería gratis, gracias a un policía

“Cuando llegué a este cantón vi a varios niños peluditos y pensé en traer mi máquina”, dice el agente Ramírez, quien ha ayudado a la economía familiar con su iniciativa humanitaria.

 

Foto: PNC/Periódico Equilibrium.

Un policía que presta seguridad en el cantón Guadalupe, de Zaragoza, en La Libertad, no solo se dedica a cuidar a la comunidad de los embates de la criminalidad y la delincuencia, sino también al cuido de la economía de las familias de extrema pobreza, ofreciendo peluquería gratis.

A los niños les corta el cabello gratis para que tengan una buena presentación con el corte de francesa clara. Les queda perfecto y, lo más importante, no tienen que cancelar nada.

El agente Ramírez, va más allá del acercamiento ciudadano. Con su servicio voluntario espera aumente el número de beneficiarios próximamente, entre niños y jóvenes.

“Son personas muy pobres”, dice el agente y por eso “decidí llevar mi propia máquina para cortarles el pelo”. De esa forma, él evita que estos tengan que viajar hasta la zona del puerto de La Libertad en busca de un servicio por el que deben cancelar entre $2.00 y $2.50, dinero que algunas veces no tienen.

El trabajo operativo en la zona y el oficio que aprendió hace varios años de manera particular (barbero) le han permitido apoyar a estos infantes, adolescentes y jóvenes, mientras realiza patrullajes en la zona.

En sus días libres, el agente Ramírez corta pelo en su lugar de residencia. Fue ahí donde inició con este gesto humanitario, de ayudar al necesitado.

“Cuando llegué a este cantón vi a varios niños peluditos y pensé en traer mi máquina”, dice.

Opciones para compartir nuestro contenido