Mujeres solidarias emprenden para sobrevivir

Sin importar dónde sean los festivales de las frutas que hacen diversos municipios, hay un grupo de mujeres que produce y vende para sobrevivir. Ellas son emprende-doras.

 

 

Foto: Periódico Equilibrium.

Ana Elba Vásquez está junto a Verónica Maravilla, ambas tienen algunas condiciones en común, dependen de familias rurales y sus necesidades de subsistencia las ha llevado a unirse, cada quién con su grupo de producción, para sobrevivir.

Zacatecoluca está ubicada a varias decenas de kilómetros de sus lugares de origen; quizás sea un centenar de kilómetros, pero ellas han llegado hasta Ichanmichen apoyadas por el Consejo Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Cnamype) para llevar hasta allí sus textiles teñidos con tinte de mango o sus encurtidos o mermeladas de la misma fruta.

La razón es que participarán en el Festival del Mango que, por séptima vez se realizará en el balneario de Ichanmichen, en Zacatecoluca.

Ellas son mujeres solidarias que reciben el apoyo de Aqua, una entidad que trabaja por el bienestar de las comunidades de la Cordillera del Bálsamo.

Ana Elba es parte de un grupo de mujeres emprendedoras que trabajan textiles tenidos en añil.

Pero esta vez, tratándose del Festival del Mango, ha presentado sus teñidos con mangos en diversas tonalidades. Con ella otras 11 mujeres artesanas trabajan en su emprendimiento para hacer frente a la situación económica.

La mayoría de estas son madres solteras que están asentadas en el Puerto de La Liberad, en cuyo muelle, cada día llevan sus ventas para ofrecerla a la clase turista.

Como Ana Elba, Verónica una joven cuyo grupo familiar está formado por 12 personas también ha lanzado las Iniciativas Económicas Solidarias de la Cordillera del Bálsamo, en Comasagua, departamento de La Libertad.

Allí son cinco familias las involucradas y la representan cuatro mujeres y un anciano, para producir orgánicamente y procesar frutas o verduras y volverlas comestibles como encurtidos, mermelada y salsas.

En el próximo Festival del Mang, Verónica ofrecerá salsas de mango maduro y mango verde.

“Tenemos cuatro años de trabajar y comenzó cuando la roya afectó los cafetales y no hubo trabajo para nadie, fue alternativa para tener ingresos”, dice Verónica.

“Nos hemos unido para estar en la expoferia (recién celebrada en San Salvador) con otras 10 iniciativas para vender nuestros productos”, complementa.

Opciones para compartir nuestro contenido