MUNA expone evento histórico de erupción volcánica 

Son 53 elementos que se exhiben en la muestra temporal titulada “Centenario de la última gran erupción del volcán San Salvador 1917-2017”. La exposición se mantendrá hasta el 10 de septiembre.

 

Foto: MUNA/Periódico Equilibrium.

El Museo Nacional de Antropología de El Salvador abrió una exposición de las Colecciones de Arqueología e Historia, así como material del acervo de la Biblioteca Especializada y Hemeroteca del museo, que informan al público sobre la erupción del volcán de San Salvador, ocurrida el 7 de junio de 1917.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 10 de septiembre; su montaje se da en el marco del arranque del XIII Congreso Geológico de América Central, El Salvador 2017, a principios de la semana.

“La exposición que inauguramos es precisamente uno de tantos puntos de encuentro entre la historia, la cultura y la geología. Las piezas que se exhiben narran y contextualizan la relación del ser humano en el territorio salvadoreño con la naturaleza”, afirmó la Secretaria de Cultura, Silvia Regalado.

Al mismo tiempo, la funcionaria hizo énfasis sobre el carácter de los volcanes como referentes identitarios nacionales, pues forman parte de la historia siendo “símbolos nacionales plasmados en los escudos, banderas, mapas y otros documentos importantes que representan al territorio político”.

Sobre el contexto del centenario de la erupción del volcán de San Salvador, Heriberto Erquicia, Director del MUNA, explicó que la exposición constituye un recorrido museológico sobre algunos de los eventos volcánicos que han afectado el actual territorio de El Salvador.

La curaduría de la muestra estuvo a cargo del arqueólogo Roberto Gallardo, con la que presenta un panorama cronológico desde la época más antigua a la actualidad.

El recorrido inicia con una aproximación de la relación existente entre los volcanes y la humanidad, en donde destaca por ejemplo la representación más antigua de un volcán haciendo erupción, identificada en las primeras muestras artísticas hace unos 36 mil años en Chauvet, Francia.

En segundo lugar, es evidente la influencia de los volcanes en las sociedades en la época prehispánica, en donde se cita la erupción del volcán Ilopango y su efecto en las sociedades de la época, Joya de Cerén y la erupción del volcán Loma Caldera, para continuar con el periodo colonial y cómo estos colosos de la naturaleza fungieron como puntos de referencia para la navegación marítima.

Luego, se muestra el periodo posindependentista, y especialmente el periodo republicano, en donde el volcán fue adoptado como símbolo nacional.

Asimismo, realiza un especial énfasis de la última erupción del volcán de San Salvador, ocurrida el 7 de junio de 1917 y cómo los efectos de ese acontecimiento se perciben hasta nuestros tiempos. La exhibición concluye con la relación de la sociedad y los volcanes en la actualidad.

Opciones para compartir nuestro contenido
Publicidad