Más de 100 jóvenes se incorporarán al mercado laboral gracias a Fe y Alegría y CRS

Un grupo de jóvenes  recibió formación vocacional y técnica, en el marco del proyecto Senderos Juveniles de Centroamé-rica que se ejecuta en El Salvador y Honduras.

Foto: CRS/Periódico Equilibrium.

Catholic Relief Services (CRS) El Salvador en alianza con Fe y Alegría graduaron a 160 jóvenes de la colonia Zacamil, de Mejicanos, barrio San Jacinto y Soyapango, de San Salvador y Santa Ana.

La iniciativa se desarrolla con la metodología «Jóvenes Constructores», misma que es una experiencia que cambia para toda la vida a quienes participantes ya que no solo les prepara técnicamente para encontrar un primer empleo, sino que también incide en cómo se sienten y les ayuda a desarrollar su potencial.

«El modelo es exitoso porque genera oportunidades de trabajo, emprendimiento o estudio para que los jóvenes mejoren sus medios de vida”, comentó Holly Inurreta, Representante de país de Catholic Relief Services.

El grupo participante cursó 750 horas de formación (alrededor de cinco meses) tiempo en el cual recibieron formación vocacional, habilidades para la vida, para el trabajo, académicas y para la empleabilidad, además de emprendimiento.

La formación vocacional estuvo orientada a diseño gráfico, asesor de ventas, estética y belleza, cocina nacional e internacional, mesero bartender, panadería y asistente administrativo, en el marco del proyecto Senderos Juveniles de Centroamérica que se ejecuta en El Salvador y Honduras.

CRS trabaja en más de 100 países y desarrolla el modelo de Jóvenes Constructores para Latinoamérica y ahora, junto con Fe y Alegría El Salvador, brindan capacitaciones del programa en el marco del proyecto Senderos Juveniles de Centroamérica que financia el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (USDOL).

El proyecto Senderos Juveniles de Centroamérica ha atendido a más de 8 mil 800 personas

Está conformado por un consorcio binacional liderado por CRS junto a Fe y Alegría, FUNADEH y Glasswing International en Honduras y El Salvador.

Estos buscan empoderar a niñez y juventud que viven en zonas estigmatizadas por la violencia y la falta de oportunidades económicas para volverlos resilientes y así afrontar con nuevas perspectivas su vida.

Opciones para compartir nuestro contenido