Los platillos de loroco le esperan en San Lorenzo

El 25 de agosto será celebrado en este municipio del occidental departamento de Ahuachapán, el VII Festival del Loroco; las autoridades esperan que este año asistan alrededor de 12 mil turistas.

Fotos: Periódico Equilibrium.

Alcaldesa: San Lorenzo es un municipio turístico, limpio y seguro. El Festival del Loroco ha permitido que se fortalezca la economía local, gracias al apoyo de Conamype y del Ministerio de Turismo, lo cual beneficia a la juventud porque se le ha enseñado a pescar y no a recibir pescado regalado.

Desde que se lanzaron los festivales del jocote y el loroco, el municipio de San Lorenzo ya no es conocido como el pueblo fantasma del que nadie hablaba, no por miedo, sino porque para entonces más bien era desconocido.

En 2013, aquellas primeras cien personas que llegaron a la escuela pública de la localidad para degustar el plato de loroco, un producto que siendo muy conocido en el mercado nacional, no pasaba de ser uno más de la campiña del país, no se imaginaron que con el paso de los años se convertirían en miles las visitas en virtud de tales eventos.

Siete años después, El Portillo, escenario del Primer Festival del Loroco, ya no puede acoger a tanta cantidad de turistas nacionales e internacionales que visitan la localidad para seguir saboreando las tortas, salsas, encurtidos, quesadillas, frescos, pitas, pupusas, picantes, tacos y hasta postres que llevan el delicioso sabor del loroco.

Por ello, después de 2015, el Festival se celebra en el centro de San Lorenzo.

Dos empresas, La Quiruba y la Asociación de Productores de Jocotes de Ahuachapán, han tenido que duplicar esfuerzos por mejorar su producción tanto de campo como el procesado para poder competir con el mercado internacional, pues ya se convirtieron en exportadoras de loroco y de sus derivados.

En La Quiruba, la producción ya es orgánica desde hace un año, precisamente por esta incursión a mercados externos como el europeo, donde se hacen exigencias que implican certificaciones que se obtienen en dos años, explica Sara Ruiz, Gerente General de dicha empresa.

Acopaj, por su parte, se ha dedicado a procesar el loroco y su principal actividad económica consiste en exportar hacia Estados Unidos el producto congelado.

Encabornada y Reencabronada

Esta es la Encabronada, pronto llegará la Reencabronada.

Después de varios años de elaborar productos de jocote, loroco y chile, La Quiruba ha creado una marca propia a base de loroco, se trata de una salsa picante que inició con la Encabronada, elaborada con tres tipos de chile, que acompaña diversas comidas en la mesa local de San Lorenzo y en otras más de la población salvadoreña.

Respondiendo, talvez, a un reto de la misma población consumidora que dio su visto bueno a esta salsa picante, La Quiruba lanzará el próximo 25 de agosto, en el marco del VII Festival del Loroco, la salsa picante Reencabronada, elaborada a base de cinco tipos de chiles. Y es que gente quería una salsa más brava,

Además, lanzará una salsa a base de aguacate y loroco para que pueda incluirse en la mesa salvadoreña, inicialmente. Se espera que ambos nuevos productos, estén disponibles masivamente a partir de 2020.

Loroco congelado

Jóvenes de Acopaj seleccionan lo mejor del loroco.

Acopaj está aprovechando el mercado estadounidense, sobre todo donde viven connacionales, porque el loroco es un producto nostálgico, dice Mynor Guerrero, quien explica que esta asociación nació pensando en el procesamiento de jocote en 2005, pero en vista de la demanda poblacional en relación al loroco, se ha acogido este producto a fin de ampliar la oferta.

Esta asociación exporta loroco congelado, producto altamente verificado para que su calidad sea aceptada en el mercado internacional, como en el nacional.

Así, Acopaj, una de las empresas que trabajan el jocote y el loroco, ofrece productos que serán expuestos en el próximo festival del loroco que se celebrará el siguiente fin de semana en el centro de San Lorenzo.

De 100 comensales a 12 mil

Wilfredo Pérez es el Jefe Regional de Conamype en Santa Ana. El Consejo Nacional de la Mycro y Pequeña Empresa acompaña a personas emprendedoras y a las autoridades de los diversos municipios para impulsar estas actividades económicas que benefician la economía local.

Variedad de platillos ofrecen personas emprendedoras.

Las 12 mil personas que se espera visiten a San Lorenzo en el marco del Festival del Loroco, no solo pueden disfrutar de este; según Pérez, también los días domingos pueden degustar diversos platillos en los festivales gastronómicos, sobre todo cuando hay feriados nacionales o fiestas patronales locales.

Aunque los festivales del jocote y el loroco han sido los más promocionados, también hay iniciativas como el del procesamiento de frutas y hortalizas que hace una asociación de productores que elabora pulpas para exportarlas a Estados Unidos, como nances, mango, chipilín y otros.

Actualmente exporta alrededor de nueve furgones anuales de estos y otros productos y esto invita a las autoridades a plantearse la diversificación de los festivales en el municipio.

Quienes emprenden con el loroco también participan en diversas actividades nacionales como la feria Consuma, festivales de Un Pueblo Un Producto, ferias locales de otros municipios, entre otros eventos más.

La exquisita flor de loroco o quilite.

Adriana Henríquez, reina saliente, su sucesora será elegida el 25 de agosto.

Plantaciones de Loroco, La Quiruba.

Alcaldesa en funciones, Roxana Cazún

A probar el fresco de loroco.

Emprendedoras gastronómicas.

La piña loca, uno de los preparados exóticos.

Bienvenidos a San Lorenzo y a su Festival del Loroco.

Opciones para compartir nuestro contenido