La Casa de la Cultura, la comunidad, el Pancho y la Pancha

La población ubicada en San Salvador, muestra muchas de las expresiones ancestrales.

 

 

Foto: Secultura/Periódico Equilibrium.

Al llegar al pueblo del Sur de San Salvador se observa una casa peculiar, artística: es la Casa de la Cultura y Convivencia.

Cuando una persona visitante entra, la reciben un Pancho y una Pancha, estos no son humanos, son muñecos artesanales con vestuario tradicional del lugar.

Entonces empieza el recorrido por un mundo de obras de arte, como las pinturas de la pinacoteca Sergio Clará, una exposición de los trajes típicos de El Salvador, la descripción de los portadores de cultura del municipio, así como fotografías de la iglesia colonial, de la Feria Cultural de las Flores y las Palmas, y de las diferentes expresiones culturales de la localidad.

La colección pictórica es producto de ideas que surgieron tras el Festival de Pintura Viva 1995, cuando “vino un grupo de pintores hasta aquí y realizaron actividades culturales en el municipio”, explica la coordinadora de la Casa de la Cultura y Convivencia, Odilia Santos.

Posteriormente la pinacoteca se designó con el nombre de Sergio Clará porque fue uno de los jóvenes impulsadores del festival, agregó la funcionaria.

La comunidad de Panchimalco también se beneficia con los talleres de telar de cintura, música y danza; en este último caso el grupo de danza fue fundado en 1996, para trabajar con niñez y juventud.

Actualmente trabaja con 60 menores de edad, en grupos con edades de seis a diez años, de 12 a 17 y de 18 a 22 años.

Opciones para compartir nuestro contenido